Actualizado hace: 22 minutos
SALUD
Polvo, ruido y clima asechan a la gente

Tanto el polvo, el ruido y los cambios de clima en esta temporada, han convertido al casco urbano de Portoviejo como fuente ambiental de enfermedades.

Lunes 09 Enero 2012 | 00:00

Así, repuntan los casos de rinitis con posteriores complicaciones e hipoacucia, en indistintos casos.
Ramón Elicio Mendoza, otorrinolaringólogo, resaltó que priman las afectaciones en las vías respiratorias, precisamente donde las mucosas de las fosas nasales atrapa el polvo, que a su vez provoca desórdenes como la rinitis, por ejemplo.
Respecto al polvo, un estudio determinó que en Portoviejo se produce a diario 9,15 toneladas (20 mil libras), en una ciudad donde justamente hay un alto porcentaje de personas con rinitis, que se activa también por el clima y sus cambios.
La rinitis, explicó Mendoza, es un proceso inflamatorio que puede degenerarse en infeccioso y desembocar en una sinusitis.
 
AUDICIÓN. Este médico recalcó que el ruido está presente en el centro urbano y afecta al oido interno. “Tenemos una estructura de células nerviosas, afectadas por volúmenes altos. Falta cultura en la población”, aseveró.
 
Todo esto podría conllevar a que se provoque hipoacusia y la sordera. Todo, con daños irreversibles, sea de manera sistemática como inmediata (por una explosión por ejemplo).
En sí, Mendoza manifestó que parlantes cerca de una persona, en dos o tres horas consecutivas, origina que al otro día se presente un proceso inflamatorio, daño que provoca la baja del umbral auditivo.
Dice que de 20 a 60 decibeles debe ser el nivel normal. 
Sin embargo, hay sectores en Portoviejo donde es más.<
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala