Actualizado hace: 44 minutos
Seamos ciudadanos
Seamos ciudadanos
Por: Childerico Cevallos
chcevallos@eldiario.ec

Domingo 08 Enero 2012 | 00:00

Ni siquiera digo “mejores” ciudadanos. No, simplemente ciudadanos, aquellos habitantes que a su localidad de residencia le entregan respeto, cariño y cuidados para su progreso.

Progreso que no se logra simplemente con mirar de lejos lo que quienes lideran y administran la comunidad pueden hacer para que esta crezca, sino que requiere el aporte particular, personal, cívico de todos y cada uno de quienes vivimos, residimos, laboramos y nos servimos de las potencialidades del terruño para nuestra supervivencia  social, comercial o profesional.
Supervivencia social, comercial o profesional que se nutrirá con el empuje coordinado, voluntario y honesto de sus ciudadanos;  creando un entorno adecuado en sentimientos  que, además de servir de campo propicio para el buen vivir, constituya una atracción para más gentes, alimentando al crecimiento como urbe con población acogedora y en desarrollo.
Desarrollo que exige la entrega sincera, práctica, denodada de quienes creemos que al sitio de trabajo, de formación familiar, de concentración de esperanzas, debe entregársele el mayor de los esfuerzos para mejorarlo, potenciarlo, enriquecerlo porque es nuestro lugar natal, nuestro futuro familiar.
Futuro familiar que significa la prolongación de nuestra existencia a través de nuestros hijos y de los hijos de estos; y de la forma como nos portemos con el medio que nos cobija surgirá el bienestar de nuestros descendientes.
Descendientes que en cualquier momento pueden pedirnos explicaciones sobre la inercia, la indiferencia, la apatía, el egoísmo o simplemente la flojera de no pensar en su generación cuando pudimos intervenir en su beneficio.
Beneficio que puede manifestarse en forma diversa, dependiendo del grado de interés y voluntad con que en el presente se aporte al mejoramiento comunal, recordando que toda obra material o espiritual que se realiza con humildad y sinceridad, como legado para el porvenir, de hecho es servicial, porque siempre habrá necesitados para todo, y cualquier labor social, por mínima que sea, encontrará quien la acepte en la colectividad.
Colectividad que debe estar sintonizada y concienciada para construir un mejor ambiente sembrando un árbol, pintando una cerca, barriendo su acera, recogiendo la basura, ayudando a los mayores, cuidando a los niños, respetando a las mujeres, defendiendo la ecología, con aptitudes y actitudes que den paso al amor requerido para ser un buen ciudadano, como por ejemplo adoptando un árbol, un parterre, un jardín, para encargarse de su mejora, de su conservación si es que la penuria no le permite a la municipalidad atenderlo.
Y así, de cualquier manera y en cualquier lugar dar la mano amiga para aligerar el peso de los problemas siendo parte de su solución.  <

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: