Actualizado hace: 10 horas 31 minutos
24 de Mayo
Matan a una madre de familia para robarle

Una madre de familia que recogía chatarra en un basural fue asesinada por delincuentes que le quitaron el dinero producto de la venta del reciclaje.

Sábado 07 Enero 2012 | 00:00

El crimen ocurrió en la parroquia Noboa del cantón 24 de Mayo.
Arturo Chuquimarca, jefe de la Policía Judicial de esa jurisdicción manabita, contó que cerca de las 14h00 recibieron la llamada de que una mujer estaba sin vida en el subcentro de Noboa.
Cuando llegaron al lugar constataron que se trataba de una mujer de 44 años de edad, identificada como Candida Hermelinda Pilligua Zambrano.
La víctima tenía un disparo de cartuchazo en el pecho, en medio de los seños, con orificio de salida por la espalda y perdigones en el rostro y otras partes del cuerpo, indicó el jefe policial. 
 
Versión. En declaraciones a la policía, Yovanny Félix, cónyuge de la fallecida, narró que a la hora antes señalada él y su esposa recogían chatarra en el muladar.
En esas circunstancias aparecieron dos antisociales en una motocicleta y apuntaron a su mujer para que entregara 200 dólares que cargaba en un canguro sujetado a la cintura.
Yovanny explicó que él estaba como a unos 10 metros de donde estaba su esposa cuando vio que ella forcejeaba con los pillos que sin contemplación alguna le dispararon a quemarropa.
El testigo indicó que al verla mal herida los maleantes huyeron con el dinero, mientras su esposa caía sangrante.
Las últimas palabras que Yovanny Lozano alcanzó a escuchar de su esposa fue: llévame al subcentro, llévame.El marido escuchó el pedido de su mujer, sin embargo cuando llegaron al centro médico ella estaba sin vida. 
 
Alarma en la comunidad.El asesinato ha conmocionado a moradores del lugar, quienes dijeron que la víctima era una señora de bajos recursos que pese a su situación no se daba por vencida y se mantenía recogiendo chatarra con los que ayudaba en la manutención de la familia.
Ella era madre de más de 5 hijos quienes lloran su perdida, dijeron los lugareños.
Candida Pilligua vivía en el sitio Andresillo Arriba de la parroquia Noboa, a donde fue trasladada luego del levantamiento del cádaver. Los vecinos evitaron que el cuerpo sea llevado a la morgue argumentando que la familia era demasiada pobre para el traslado. <
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala