Actualizado hace: 2 horas 46 minutos
MANTA
"Apretadito" fue declarado culpable

Luis Bolívar Vera Mora, alias “Apretadito”, llegó a bordo de un vehículo Grand Vitara, color negro, escoltado por una camioneta que transportaba a elementos del Grupo de Operaciones Especiales (GOE).

Viernes 06 Enero 2012 | 00:00

Luego fue llevado a la sala de audiencias del Palacio de Justicia, en donde iba a ser juzgado por el asesinato del expresidente del Delfín, Honorio Cevallos. Eran las 09h30.
A las 13h30, cuando el fallo de los jueces lo declaró culpable, Luis Vera abrazó a su madre y lloró.
Cuando salió de la sala, siempre escoltado por los policías del GOE, intentó agredir a un camarógrafo de televisión que cubría el hecho.
Fue el fin de una etapa del proceso de un crimen ocurrido el 15 de enero del 2011 y que finalmente fue juzgado.
Sin embargo, en ese juicio no estuvo presente ningún familiar de Honorio Cevallos, empresario y expresidente del club Delfín, acribillado en un bar.
En la audiencia, el fiscal César Ponce basó su acusación en el testimonio de Amable R. M..
El testigo, en una declaración rendida durante la investigación, dijo que vio a Luis Vera con el arma en el momento en que se cometió el asesinato.
Esa declaración la rindió en la Policía Judicial el 18 de enero, el mismo día en que la Policía capturó a Luis Vera.
Ese testigo no compareció en el juicio realizado ayer y en su lugar atestiguaron dos policías que confirmaron lo dicho por él.
Es decir que los policías fueron testigos del testimonio de Amable R., quien después de declarar ese día no se volvió a saber de él.
Pese a que se pidió a la fuerza pública que lleve a Ruiz a comparecer a juicio, no pudieron localizarlo.
 
 debate. El fiscal dijo que lo declarado por Amable R. "confirma el nexo causal entre la infracción y la participación del acusado" y pidió la sentencia 
condenatoria para Luis Vera. 
Marco Mendoza, abogado de “Apretadito”, dijo que el testimonio de Amable R. no es válido como prueba y que la Fiscalía no pudo probar la participación de su defendido en este crimen.
En la audiencia criticó la presencia de los policías como testigos y recordó a los jueces del Sexto Tribunal que las “pruebas sorpresa” están prohibidas.
Señaló que uno de los policías testigo ni siquiera tuvo participación en la investigación de este crimen, por tal razón cuestionó su presencia. "La Fiscalía no ha podido encontrar el nexo entre el delito y la participación del acusado", dijo Mendoza a los jueces.
 
 versión. Luis Vera también declaró y dijo que el día del crimen él se encontraba en el balneario Las Jaguas, de Rocafuerte, en compañía de su novia, amigos y familiares,
Añadió que estuvo hasta las 15h30, hora en que regresaron a Manta y se dirigieron a la ciudadela La Pradera. Con esto “Apretadito” quiso aclarar a los jueces que él no estuvo en Manta a la hora en que Honorio fue asesinado, esto es a las 14h00 aproximadamente.
Luis Vera señaló que nunca conoció a Cevallos. Luis Bolívar Vera Mora, alias “Apretadito”, llegó a bordo de un vehículo Grand Vitara, color negro, escoltado por una camioneta que transportaba a elementos del Grupo de Operaciones Especiales (GOE).
 
Luego fue llevado a la sala de audiencias del Palacio de Justicia, en donde iba a ser juzgado por el asesinato del expresidente del Delfín, Honorio Cevallos. Eran las 09h30.
A las 13h30, cuando el fallo de los jueces lo declaró culpable, Luis Vera abrazó a su madre y lloró.
Cuando salió de la sala, siempre escoltado por los policías del GOE, intentó agredir a un camarógrafo de televisión que cubría el hecho.
Fue el fin de una etapa del proceso de un crimen ocurrido el 15 de enero del 2011 y que finalmente fue juzgado.
Sin embargo, en ese juicio no estuvo presente ningún familiar de Honorio Cevallos, empresario y expresidente del club Delfín, acribillado en un bar.
En la audiencia, el fiscal César Ponce basó su acusación en el testimonio de Amable R. M..
El testigo, en una declaración rendida durante la investigación, dijo que vio a Luis Vera con el arma en el momento en que se cometió el asesinato.
Esa declaración la rindió en la Policía Judicial el 18 de enero, el mismo día en que la Policía capturó a Luis Vera.
Ese testigo no compareció en el juicio realizado ayer y en su lugar atestiguaron dos policías que confirmaron lo dicho por él.
Es decir que los policías fueron testigos del testimonio de Amable R., quien después de declarar ese día no se volvió a saber de él.
Pese a que se pidió a la fuerza pública que lleve a Ruiz a comparecer a juicio, no pudieron localizarlo.
 
 debate. El fiscal dijo que lo declarado por Amable R. "confirma el nexo causal entre la infracción y la participación del acusado" y pidió la sentencia 
condenatoria para Luis Vera. 
Marco Mendoza, abogado de “Apretadito”, dijo que el testimonio de Amable R. no es válido como prueba y que la Fiscalía no pudo probar la participación de su defendido en este crimen.
En la audiencia criticó la presencia de los policías como testigos y recordó a los jueces del Sexto Tribunal que las “pruebas sorpresa” están prohibidas.
Señaló que uno de los policías testigo ni siquiera tuvo participación en la investigación de este crimen, por tal razón cuestionó su presencia. "La Fiscalía no ha podido encontrar el nexo entre el delito y la participación del acusado", dijo Mendoza a los jueces.
 
 versión. Luis Vera también declaró y dijo que el día del crimen él se encontraba en el balneario Las Jaguas, de Rocafuerte, en compañía de su novia, amigos y familiares,
Añadió que estuvo hasta las 15h30, hora en que regresaron a Manta y se dirigieron a la ciudadela La Pradera. Con esto “Apretadito” quiso aclarar a los jueces que él no estuvo en Manta a la hora en que Honorio fue asesinado, esto es a las 14h00 aproximadamente.

Luis Vera señaló que nunca conoció a Cevallos.  

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala