Actualizado hace: 14 minutos
PORTOVIEJO
SEPUlTAN AL MENOR QUE MURIÓ APLASTADO

Los familiares del menor Edison Jesús Posligua Chanalata no se resignaban a su muerte. El menor falleció de manera instantánea al ser aplastado por una de las llantas de una volqueta que transitaba por el sector de Mejía Afuera en Portoviejo.

Viernes 06 Enero 2012 | 00:00

El pequeño  era velado ayer en la mañana en la casa de su abuela, donde pasó gran parte de su vida. Familiares y compañeros de la escuela José Mejía llegaron hasta el lugar, para despedir a su compañero. 
 
SOBRE LOS HECHOS.
Cada tarde, luego de salir de la escuela, Edison acostumbraba visitar a su abuela. El miércoles no fue la excepción, pero en esta ocasión no llegaría a su destino. 
Su cuerpo quedó a un costado del cerco de ingreso a la casa de su abuela, luego de que una volqueta lo aplastara. 
Bárbara Chanalata, madre del pequeño, casi sin voz y un poco más calmada, contó que su hijo estaba por ingresar a la casa cuando la volqueta retrocedió y al parecer golpeó la bicicleta en la que se trasladaba Edison junto a una prima. Los dos cayeron, pero Edison alcanzó a lanzar a la pequeña a un costado, él intento levantarse pero no pudo, ya que llevaba consigo la mochila de la escuela y debido a las condiciones en las que se encuentra el camino de ingreso al sitio, el niño no logró ponerse en pie. Fue entonces que una de las llantas, le aplastó
Lo último que alcanzó a decir Edison fue “dile a mi tía”, indicó la mamá del fallecido.
Chanalata manifestó además que ayer familiares del conductor de la volqueta llegaron hasta su casa para conversar sobre la situación.
El sepelio del pequeño de 11 años se realizó ayer a las 14h00 en el cementerio de la parroquia Picoazá. <
 

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala