Actualizado hace: 12 minutos
Santo Domingo
Zaracay al desnudo

A Nuria (nombre ficticio) la violaron cuando aún no cumplía los 15 años. El violador fue su papá.

Jueves 05 Enero 2012 | 00:00

Nuria no se ha repuesto de esa terrible experiencia. Su mamá la acababa de visitar aquella mañana en el hospital. Nuria intentó suicidarse tomando veneno para ratas, el veneno le dañó el estómago pero no la mató. “Está mejor físicamente, pero tengo que hacerla tratar con el sicólogo porque no es la primera vez que lo intenta (matarse)”, dijo la madre, a quien llamaremos Carmen.
Carmen y Nuria viven en el barrio Zaracay, considerado zona roja por la Policía, por su nivel de delincuencia y expendio de drogas.
Nuria se crió en el Zaracay, y a quienes viven allí desde hace tiempo ya no les asusta lo que se diga del barrio, sea o no verdad. Esto es lo que dice Zulay, quien vive en el sector hace tres años: Al principio fue medio peligroso para nosotros, adaptarnos fue difícil. Una vez casi me gano un tiro, porque antes al lado de mi casa había una guarida de ladrones y yo no sabía, añade.  Hoy dice que todo es más tranquilo, que ella llega tarde al igual que su marido y nunca les pasa nada.

Dirigencia.
El barrio según Pedro, quien se presentó como dirigente del sector pero no quiso dar su nombre real, tiene 23 años   de haber recibido su primer asentamiento. Hoy viven alrededor de 64 familias. Aunque para otro morador 150 familias se acerca más al número real.
Para Pedro la delincuencia aún no se ha erradicado por completo del sector, y para argumentar lo que dice asegura que  hace unos meses hubo un robo en el centro y los delincuentes corrieron a esconderse en el barrio. “Se metieron por la alcantarilla que está sin cerrar, es por eso que le pedimos a la Alcaldesa que por favor empate el cajón de aquí con el de la avenida Río Toachi para que los ladrones no tengan donde esconderse”, indica.
Una de las actividades que antes no se hacían en el Zaracay es la de reunirse entre los moradores. Esto lo están haciendo desde hace algunas semanas, según Pedro. Unidos, dice, se ha podido combatir a la delincuencia que quería adueñarse del sector. “Ya hemos sacado algunos pero todavía nos faltan”.
La idea es que el barrio Zaracay no vuelva a ser considerado zona roja.  Y las condiciones de vida mejoren.
Al Zaracay muchas personas lo conocen como la “favela” de Santo Domingo.
Luis, ciudadano, cree que no hay nada de diferencia con las favelas de Brasil, porque al igual que allá, en el Zaracay nace, se cría y muere la delincuencia.

Peligrosas.
Edison García, alias “La Celia” y “Serrano”, según moradores, vivía en el barrio desde pequeño. Era un chico normal, tranquilo, pero creció sin la guía de unos padres y eso lo descarrió. Hoy está tras las rejas por el asesinato de un taxista.
Algunos moradores recuerdan que cuando “La Celia” era parte del barrio la gente vivía amenazada de que en cualquier momento les sucediera algo. Hoy en el Zaracay se habla de “Satán”. Unos dicen que él nunca le ha robado a nadie en el barrio, que más bien los cuida, que no es del barrio pero que tiene una chica embarazada ahí y por eso siempre pasa en el lugar. Otros se quejan de que “Satán” lleva delincuentes de otro lado a esconderlos en el lugar, que esos delincuentes son los que ocasionan los problemas, que además se drogan y venden también el alcaloide.
Para Pedro, esa es la razón por la que los moradores deben seguir conformando la unidad del barrio. Y hacerle frente a la delincuencia.  Uno de los próximos objetivos es la creación de una Unidad de Policía Comunitaria (UPC). Y la mejora de la cancha de índor. Esperan que la Alcaldía les ayude a mejorar el sector, parte del centro de Santo Domingo.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala