Actualizado hace: 10 horas 34 minutos
Un otro Brasil
Un otro Brasil
Por: Genésio Renovato

Jueves 05 Enero 2012 | 00:00

La violencia en Brasil puede ser vista todos los días por televisión o en las calles de todo el país, del más rico y poderoso estado hasta el más pobre. Es lamentable que ese Brasil maravilloso sea tan lleno de contrastes.

 

No podemos negar los avances de la economía brasileña y del crecimiento de proyectos socias que mejoraron la vida de millones de personas. Ese país tan elogiado económicamente es tan frágil en otros campos que también son de extremo interés para el pueblo brasileño.

La salud es un caos, esfuerzos fueron hechos, sin embargo la realidad nos muestra que no es el suficiente para satisfacer la población que necesita de una atención especial. El dinero público para la salud en Brasil no es administrado o gasto con calidad. Siempre vemos informes de presupuestos para la salud que fueron desviadas para los bolsillos de aquellos que saquean el dinero de los contribuyentes, y de esa forma perjudican aún más ese servicio que es esencial para todos.

¿Cuál es el control sobre esos presupuestos? ¿Quién hace auditoria para verificar si el dinero está llegando a su destino correcto? ¿No es de interés controlar eso?

La seguridad pública es otro tema delicado y el gobierno brasileño poco hizo y pocos resultados han tenido en este campo. Los brasileños están siendo cazados en las calles sin poder ninguno de reacción. Hacer cosas simples del día a día se hicieron una pesadilla. Pasear en la playa no es seguro, roban sus bienes personales y si no los entrega correrá el riesgo de ser muerto por ladrones que circulan libremente por la ciudad.

Los brasileños no están seguros ni en sus propias casas y el nivel de violencia está cada vez mayor, muchas personas están siendo asesinadas por motivos insignificantes. No hay como no quedar indignado con la lentitud de la mayoría de los políticos brasileños que asisten esos acontecimientos de manera pasiva como si no hubiera la necesidad de solución rápida para sanar ese mal que afecta la población brasileña. Tal vez sea porque no son sus familiares y por eso no hay interés en atacar el problema de forma ejemplar. Hace falta una reacción para que la población sepa que algo de concreto está siendo hecho. ¿Cuántos brasileños aún deberán perder sus vidas para que algo sea hecho?

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: