Miércoles 01 Octubre 2014 | ACTUALIZADO HACE: 4 horas 14 minutos
DESTACADAS
Esmeraldas

Sicarios matan a 3 e hieren a 4 en Quinindé

Domingo 27 Noviembre 2011 | 15:22

La alegría de la noche del sábado en el interior del prostíbulo Foco Rojo de Quinindé, terminó a balazos. Aproximadamente a las 22h10 del pasado sábado, dos sujetos que se movilizaban a bordo de una motocicleta, llegaron hasta las afueras de este establecimiento, ubicado en la entrada a la ciudad, por la vía a Esmeraldas y uno de ellos abrió fuego contra quienes se encontraban en el interior del local.

Wilmer de 35 y Maritza Pérez de 30 (hermanos), esta última se encontraba en el sexto mes de embarazo, murieron en el acto al recibir de lleno los balazos. Aladino Montesdeoca Vélez de 38, uno de los clientes que acudió al lugar a pasar una noche inolvidable, se convirtió en la tercera víctima fatal.
Además, resultaron gravemente heridos Somara Cevallos, Rodrigo Casanday, el policía en servicio activo José Quiñónez Lastra y otro ciudadano que no logró ser identificado. Luego de la espectacular balacera y en medio del miedo de los sobrevivientes y habitantes del sector, los criminales, presuntamente sicarios se dieron a la fuga en la misma motocicleta en que llegaron. Los testigos dicen que era una moto de color roja.
No hay una versión oficial sobre los hechos. Solamente se conoce que dos de los fallecidos, Wilmer y Maritza, eran hijos del propietario del establecimiento y que, aparentemente, los sicarios llegaron con la consigna de asesinarlos. Tampoco se ha explicado qué hacía el policía José Quiñónez Lastra en el lugar.
Los heridos, fueron llevados hasta el hospital Gustavo Dominguez de Santo Domingo de los Tsáchilas para que reciban atención médica, mientras que personal de criminalística de la Policía, llegó al lugar para iniciar las investigaciones. En el sector, las personas se niegan a hablar sobre lo ocurrido, pues temen por sus vidas.
Ayer en la mañana, el local El Foco Rojo estaba cerrado y se esperaba la llegada de una brigada de investigadores para continuar con las pesquisas. Los cadáveres de los hermanos Pérez no fueron velados en Quinindé, mientras que el cuerpo de Aladino Montesdeoca, fue retirado desde la morgue por sus familiares y llevado hasta el barrio Nuevo Quinindé. El bado también fue asesinado Armando Cusme Montaño, con cinco impacto de bala en el barrio "Guayacanes", cantón Atacames, por dos sujetos que viajaban en una moto.