Actualizado hace: 44 minutos
Afectación ecológica a flora y fauna
Afectación ecológica a flora y fauna
Por: Enrique Delgado Coppiano

Sábado 10 Septiembre 2011 | 00:00

No para la acción depredatoria del hombre contra su única casa, la tierra, cada día contribuye a su destrucción: en Mera se incautan catorce trailers cargados de árboles centenarios tumbados arbitrariamente; en Santo Domingo vemos desarrollar decenas de urbanizaciones a costa del bosque nativo y en la zona de la Crespa se sigue talando; no entendemos quienes deben controlar o dar permisos para estos desatinos.

Recorriendo la zona entre Tosagua y Rocafuerte, fotografiamos un pequeño bosque  de centenarios ceibos y se acercó a nosotros un vecino del lugar, quien nos relataba  que en días anteriores se habían adentrado en estos parajes unos visitantes en vehículos de doble tracción que al salir en la tarde traían hechas “sartas” decenas de palomas muertas que habitan en el medio,  y al protestar los vecinos por esta acción  salieron insultándolos. No sabemos para que se efectúa  esta matanza de especies nativas.
Al afectar el hábitat, desde años atrás, casi han desaparecido las  palomas frijoleras, santa cruz, mensajera, turrengas y,  son ya escasas aves como los caciques, periquitos, negro fino, garrapateros, golondrinas, tórtolas, gavilán,  lechuza;  no se ven ya loros, y se perdió el águila arpía, igual que la pava  de monte, la perdiz y en las ciénagas el gallo de agua, el caimán, la vieja  azul, la guaija, y escasean sapos y ranas. A su vez ya no bajan por los ríos el camarón de río o cacaño.

De la fauna tropical litoralense se extinguieron: el jaguar, tigrillo, lobo amarillo, zaino, oso hormiguero, perezoso o perico ligero, puma y venados; los  monos, guatusos, armadillos, zorros, guantas e iguanas,   se los va encontrando muy esporádicamente. Todos ellos están en peligro de extinción, igual que las aves rapaces, y el perjuicio es enorme porque cada uno cumple  una función en el equilibrio ecológico del lugar donde moramos. Con todas las entidades que últimamente se han creado, como el Ministerio de Ambiente y las otras adscritas, ONG´s, Centros Universitarios y Organizaciones Campesinas de cada lugar, tiene que formarse verdaderos equipos que no sólo controlen los hechos depredatorios, sino que a la vez  se conformen entes que lleven a trabajar conjuntamente por la salvación de la flora, casa imprescindible de los animales, y dar paso, en forma técnica,   a la creación de santuarios ecológicos,  para aprovechar todavía lo que puede ser rescatado de la agresiva destrucción que enunciamos y denunciamos.< 

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: