Actualizado hace: 1 hora 29 minutos
EL MINI MAGAP
EL MINI MAGAP
Por: Alfredo Saltos Guale

Sábado 30 Julio 2011 | 00:00

Ha sido práctica común que a la asunción de cada gobierno su primera iniciativa es emprender en la reestructuración institucional, no escapándose el Ministerio de Agricultura, con sus frecuentes cambios de denominación, transitando desde Ministerio de Fomento, de la Producción, pasando por el de Agricultura y Ganadería, hasta llegar ahora al rimbombante nombre de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca. Pero el afán innovador se manifiesta con cada designación del titular, que se ha ganado el mote de ministro de ciclo corto, por la efímera duración en el cargo, terminología aplicada a los cultivos que se siembran y cosechan antes de un año.


Pero mientras esto acontece, asistimos a una minimización del rol que le corresponde a la más importante cartera del estado, a tal punto que las atribuciones, que antes eran consubstanciales a su importante campo, han sido asumidas por otros repartos de la burocracia nacional, siendo el principal ejemplo que se subordina al Ministerio Coordinador de la Producción, ejercido por una talentosa profesional, pero muy distante al real conocimiento de un sector que sólo puede ser entendido por quienes están directamente relacionados con él.
 Las políticas internacionales de comercialización agrícola han sido entregadas al Ministerio de Relaciones Exteriores, que se disputa el mismo escenario con el Ministerio de Industrias y Competitividad, que maneja el crédito para las micro, pequeñas y medianas empresas y los certificados de origen, mientras Agricultura dejó de presidir el Banco de Fomento, desapareciendo además de su Directorio los representantes gremiales. El Ministerio de Medio Ambiente ha invadido áreas que corresponden a Agricultura, no sólo en los temas forestales, al punto que acaba de promulgar un reglamento para el registro de bananeras, aceptable tal vez a través de un Acuerdo Interministerial, con activa intervención de Agricultura.  Se crea un Comité de Cambio Climático sin su participación, cuando es el segmento más impactado por ese irremediable y hasta ahora incontrolable fenómeno. Su acción en la administración de aguas es poco menos que ridícula, y así otros casos de larga enumeración.
Con la reciente reestructuración, el MAGAP se convertirá en la práctica, en Ministerio de desarrollo rural, para priorizar la lucha contra la pobreza, también preocupación de otros portafolios, relegando su esencia en el incremento de la producción agrícola, pecuaria, acuícola y pesquera, única posibilidad para alcanzar el bienestar anhelado por todos sus actores, independiente de su tamaño y condición. <
 

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: