Actualizado hace: 4 horas 10 minutos
Crisis
Crisis
Por: Marcelo Farfán Intriago
farfanmarcelo@yahoo.com

Jueves 28 Julio 2011 | 00:00

Portoviejo está en crisis porque sus autoridades confundieron su norte.

Creyeron que podían hacer con las calles del pueblo lo que les daba la gana; que podían permitir que las invadan a pretexto de regular un trabajo, sin importarles el urbanismo, el orden o el respeto a la tranquilidad ciudadana.  En crisis porque están permitiendo que el municipio sea plataforma para el pánico, el desorden, la anarquía y el caos de un grupo de ciudadanos que no les importa ni la ciudad ni sus habitantes.

El Salón de la Ciudad se ha convertido en la tribuna para insultar, ofender y amenazar a las personas que pensamos distinto. Agravios cometidos por concejales y Procurador Síndico, con la venia del alcalde, quien siempre ha recurrido a nosotros para que lo apoyemos cuando ha necesitado de nuestro contingente. Porque cuando digo nosotros me refiero a las personas que sí hemos dado muestras de amor a Portoviejo.
Se sienten valientes injuriando en grupos; fuertes por la representación que ostentan, grandiosos porque creen que tienen un puñado de gente que los vitorea y les permite invadir las calles, convirtiéndola en una ciudad de caramancheles; acuden a los medios de comunicación y se jactan de que luchan por los intereses populares, pero sólo son cobardes que traicionan la voluntad de sus electores.
Portoviejo sigue en crisis porque sus ciudadanos se quedan en silencio frente a este atropello; los taxistas sólo comentan la estupidez del proyecto; los intelectuales apenas murmuran lo insólito del caso, los contratistas callan porque si hablan no les dan más contratos, los maestros no opinan porque la insultadora de oficio, autora del mamotreto, los intimida.
Los espacios de participación ciudadana tenemos que aprovecharlos para vigilar la gestión pública, demandando de los jueces su independencia para que protejan y garanticen nuestros derechos y los de la ciudad de Portoviejo, controlando las arbitrariedades de los órganos políticos.
Después de leer el presente comentario, estimado lector, te pregunto, ¿estamos en crisis? Primero contéstate a ti mismo y añade las razones que faltan incluir.
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: