Actualizado hace: 1 hora 15 minutos
Inglaterra
Fans colocan girasoles en casa de Amy Winehouse
Amy Winehouse

Lo vieron venir, pero no querían creerlo: los fans de la estrella del soul Amy Winehouse, que murió el sábado a los 27 años en Londres, lloraban hoy su muerte ante su casa en el barrio de Camden.

Domingo 24 Julio 2011 | 13:30

Es un día caluroso, el primero de muchos. El sol brilla sobre la bella vivienda restaurada en el rico y tranquilo barrio en el norte de Londres. La gente camina por ahí como de paseo. "En realidad, todo podría ser tan hermoso para Amy", afirma una joven, que mira al edificio de dos pisos en el que murió solo unas horas antes la cantante Amy Winehouse. Pero algo fue mal. 

Como si quisieran darle ánimo y alegría de vivir, muchos fans colocaron girasoles en un árbol ante su vivienda. Más allá, hay un par de ramos de flores de luto, pero los girasoles son definitivamente los que predominan, reseñó DPA. 
El ambiente esta tarde de domingo ante el lugar de la muerte de la estrella es extraño. El día parece tan bello, pacífico y tranquilo y la zona, digna de un cuadro, es el lugar donde debería estar la artista, afectada por problemas de alcohol y drogas, depresiones y autodestrucción. La gente se para un momento y habla en susurros. Algunos periodistas y equipos de cámaras están ahí. 
Conmociona que la diva del soul muriera con sólo 27 años de forma repentina. ¿Pero sorprende? 
"De alguna forma, lamentablemente se había visto venir", afirma Jonny Quick, de 26 años, que fue a visitar el lugar junto a su amiga de 24, Belgin Kurtulmus: "Hemos venido para darle el último adiós". 
Es un continuo ir y venir de fans jóvenes y mayores, algunos vestidos siguiendo el inimitable estilo de la artista. 
"Es trágico que haya muerto tan joven", afirma una joven inglesa antes de colocar un ramo de flores. "Tenía tanto talento". La causa de la muerte sigue sin estar clara. Este lunes se le realizará una autopsia. Pero entre sus seguidores algo está claro: las drogas y el alcohol la llevaron a la muerte. 
Ante su vivienda están apostados cuatro policías y un automóvil negro. El cuerpo de la artista de 27 años fue sacado de la vivienda la tarde del sábado y nadie sabe lo que ocurre tras las rejas cerradas. 
En cualquier caso, en la entrada crece la montaña de tarjetas, fotos y flores. 
"No te olvidaremos", se lee en las cartas. Y como en una de sus canciones más conocidas "Rehab", en la que se defiende contra los intentos de ingresarla en una clínica de desintoxicación, un fan escribió en letras mayúsculas: "No, No, No". Como si sencillamente, no quisiera aceptar la muerte temprana de la musa. 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala