Actualizado hace: 2 horas 49 minutos
Portoviejo
Una poesía de la justicia

Hace 80 años, un día como hoy, 24 de julio, en 1931, nacía en el cantón Santa Ana Horacio Hidrovo Peñaherrera, uno de los autores literarios -especialmente de poesía- más importantes, también catedrático y gestor cultural.

Domingo 24 Julio 2011 | 00:00

Un ícono. Hablar de Horacio Hidrovo es mencionar un ícono de la cultura de Manabí y el Ecuador, un hombre que ha desarrollado su vasta obra poética en libros editados en casi medio siglo, desde 1960 hasta el 2007. En su dimensión de impulsor de la cultura, concibió un evento que perdura hasta nuestros días, el Festival de la Flor de Septiembre. Como datos complementarios, se puede decir que fundó el Departamento de Cultura de la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí en Manta, que dirigó por varios años. Y, entre otros reconocimientos, recibió el premio Eugenio Espejo, además de dos doctorados honoris causa.


 Búsqueda. Hombre alegre y solidario con sus amigos, siempre le ha preocupado la búsqueda de la justicia social, según refieren sus mismos allegados.


Y también testimonian que Horacio Gandhi Hidrovo Peñaherrera busca que los personajes casi anónimos -pero no menos importantes- hagan oír sus voces, de allí que cuando llegan poetas de otros países los acompaña a pueblos y sitios alejados de Manabí, para promover un intercambio cultural.
Nacido en un ambiente campestre, siempre regresa en busca de inspiración y reposo. Al preguntarle a su hija Tatiana Hidrovo sobre su padre, ella dice: "Mi papá piensa que es necesario un mundo equitativo". Como dice en su poema dedicado a Martin Luther King: "Donde hoy los fusiles apuntan con la muerte, brillará el sol de la esperanza". <

Expresión de vida

La obra de Horacio Hidrovo se recopila en las Obras Completas, publicadas por la editorial Mar Abierto de la Uleam. La temática de su poesía es amplia, pero siempre ocupada por la cuestión social, además de destacar a la propia tierra. "Boina azul del Montecristi/faro de los pescadores./Te miro desde el mar, como un/abuelo/donde descansa/el rostro de los siglos", dice en su poema "Cerro de Montecristi". En "La montaña", dice: "Si los sueños tienen colores,/soñar con una montaña/es como atrapar/la verdadera sensación de vivir". Y sus poemas de "Vivir de amor"; en "Creo", expresa: "Creo en el amor de los luceros/que se aman en silencio;/en el amor de la hierba/que se deja poseer del viento;/en la cópula cariñosa de las olas;/en el amor de los potros salvajes/cuando lamen su ternura". <

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala