Actualizado hace: 4 horas 30 minutos
Agro
Microorganismos le ganan terreno a los agroquímicos

Su creador dice que puede ser la salvación del mundo. Y aunque su uso inicial fue para la agricultura, ahora se lo está aprovechando en otros lugares. Se trata de un sistema basado en microorganismos.

Domingo 24 Julio 2011 | 00:00


En Portoviejo su uso ha dado buenos resultados en las lagunas de oxidación.
Julio Mero, uno de los impulsores de esta técnica en Manabí, recuerda al japonés Teruo Higa como el mentalizador en los años 80.
“Inicialmente fue creado para la agricultura, pero después se dieron cuenta que funcionaban muy bien para las camaroneras, el medio ambiente, animales y hasta para los seres humanos”, señaló Mero
Los microorganismos se alimentan de toda la materia orgánica que está en estado de descomposición. Elimina la mala y queda la buena. “Si  tienes un baño con mal olor,  ponle microorganismo y en 24 horas desapareció el problema”, reconoce el profesional de la agronomía.
Hasta el momento su uso ha permitido que en menos de 15 días desparezcan los malos olores en la laguna de oxidación. La intención es usarlos por espacio de un mes. Después retirarán el lodo y lo analizarán si lo pueden utilizar como fertilizante.
“Los microorganismos penetran en la parte del fango y comienzan a consumir toda la materia orgánica: la degrada y va quedando la parte útil. Es como una limpieza”, dijo Mero.

 salvación. “Dentro de los procesos que estamos inmersos, se tiene como política, que la cuestión de los microorganismos deben aprenderlo todos, porque según se dice: es la salvación del mundo”, señaló Mero.
Agrega que hasta el momento no se han encontrado efectos negativos. En la facultad de ingeniería agronómica de la UTM se elabora el producto. <

 

Proceso de elaboración

Mero explica que los micoorganismos son un coctel de bacterias lácticas, nitrificantes y levaduras. Las bacterias lácticas son las que usan para el yogurt, las nitrificantes se encuentra en el ambiente y la levadura se la usa en la elaboración de panes.
En el caso del lacto bacilo y la levadura se las compra en el mercado,  no así la bacteria nitrificante que se la obtiene de la raíz de la soya o maní. A estos tres productos se les agrega melaza (residuo de caña de azúcar) y agua. Después se le agrega un frasco de vitamina B12 y se deja fermentar durante seis días.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala