Actualizado hace: 4 horas 56 minutos
Alfredo Henriques
Asamblea Constituyente: ¿lo mismo o lo nuevo?

El presidente electo durante su campaña ofreció que su segundo decreto ejecutivo seria el de convocar a una Asamblea Constituyente, lo cual creo que fue uno de los factores que ayudaron para su victoria en la segunda vuelta, porque ya nuestros compatriotas están cansados de los políticos tradicionales que tanto daño han hecho al país.

Jueves 28 Diciembre 2006 | 20:46

Al convocar a una Constituyente lo lógico es que el Congreso quede sin funciones una vez elaborada la misma. Mientras está instalada y se ponga en vigencia la nueva constitución debe seguir funcionando, ya que no puede crearse un vacío al no existir la función Legislativa. Con respecto a participación de las personas que deseen integrar la asamblea Constituyente, se está mencionando que podrán participar todos los ciudadanos que así lo deseen y que reúnan firmas equivalentes al 5 por ciento de padrón electoral. Yo creo que si de verdad se quiere refundar el país se lo debe hacer con ideas y gente nueva, no con los tradicionales políticos, los cuales al permitírseles participar seguramente ganarán porque son los que tienen la infraestructura y el dinero que han hecho, no ganado, durante su vida política, para recoger las firmas necesarias para su participación y para hacer la respectiva campaña. Así volveríamos a lo mismo de siempre. Lo correcto y lógico sería cómo se va a convocar a una consulta; porque el congreso no va dar paso a la convocatoria de la Constituyente, y que en esta consulta se pregunte al pueblo ecuatoriano lo siguiente: 1.- ¿Está de acuerdo que puedan participar como candidatos a la Asamblea Constituyente personas que hayan sido miembros del Congreso Nacional en lo últimos 12 años? SI o NO. 2.- ¿Está de acuerdo que las personas que participen como candidatos a la Asamblea Constituyente sean quienes no hayan ocupado alguna función de elección popular en los últimos 12 años? SI o NO. Sólo si se vota NO en estas dos preguntas u otras parecidas, pero que tengan el mismo espíritu, estaríamos asegurando que los que participen sean realmente gente nueva, con ideas nuevas, que de verdad aporten para crear una nueva Constitucion que beneficie al país. De lo contrario estaríamos volviendo a lo mismo y el presidente Correa caería en manos de los políticos de siempre, que buscarán legislar en su propio beneficio y no del país, como lo han estado haciendo desde que volvimos a vivir en “democracia”. Usted tiene la sartén por el mango, señor Presidente. No lo entregue ni lo preste. El pueblo es la máxima autoridad, consúltelo.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala