Actualizado hace: 12 minutos
Pedro Vincent Bowen | E-mail: pedrovincent@yahoo.com
Venezuela vista por uno de la oposición
Pedro Vincent Bowen

Caracas.- No todos los venezolanos opinan que este país avanza en su desarrollo, a pesar de que el gobierno de Hugo Chávez sostiene lo contrario.

Jueves 28 Diciembre 2006 | 20:46

Por ejemplo, Pompeyo Márquez, fundador del Movimiento al Socialismo [MAS], dice que Venezuela vive una enorme contradicción, con un Estado rico y una población pobre. Sostiene que el problema es que Chávez quiere un modelo socialista que intenta implantar con políticas que generan más pobreza y desigualdad, en alusión al Socialismo del Siglo XXI que impulsa el gobierno. Eso sí, admite Márquez, no se puede negar el crecimiento del país. aunque advierte que esa expansión no crea empleo, sino que genera más pobreza y desigualdad, porque la política anticapitalista del gobierno aleja las inversiones y destruye el aparato productivo. Pompeyo Márquez, quien también fue ministro de Fronteras y un octogenario guerrillero de los años 60 que se resiste al retiro del escenario político, reconoce que en Venezuela hay un crecimiento económico, pero no hay desarrollo, porque el gobierno se concentra en financiar con fondo petrolero programas de producción y empleo y crear cooperativas de corte socialista que han fracasado en su mayoría. Agrega que el desarrollo se debe traducir en disminución del desempleo, mejoramiento social, creación de empleo productivo y erección de un parque agrícola e industrial que tome en cuenta la productividad para poder integrarse a las tendencias de la globalización. Recalca Márquez, al cual el gobierno considera un disidente, que sólo con la inyección de capitales y un esfuerzo productivo se puede construir empresas que impulsen el desarrollo y el bienestar de Venezuela para reducir flagelos como la pobreza y el desempleo. Considera que este país ha perdido de nuevo una gran oportunidad, en alusión a los recursos que ha recibido por el alto precio del petróleo en el mercado internacional, rubro por el cual Venezuela ha recibido más de 56 mil millones de dólares este año. *Venezuela podría ser una tacita de oro si estos recursos petroleros se hubieran manejado en forma distinta y se hubieran sumado las inversiones nacionales y foráneas y el capital y la tecnología del exterior, pero el problema es que el autócrata Chávez quiere un modelo socialista que pretende destruir el capitalismo por la base, mediante el trueque de topochos (bananos) por gallinas y huevos, ironizó Márquez, en alusión a un programa piloto del ejecutivo. Desde noviembre pasado, el gobierno lanzó el plan piloto Sistema de Intercambio Solidario para construir un modelo económico que permitiría crear un nuevo mercado basado en valores que alienten la satisfacción de necesidades y no el consumismo estéril, según fuentes oficiales que tuvimos oportunidad de consultar sobre lo sostenido por Pompeyo Márquez. Desde la óptica del gobierno chavista, esta iniciativa busca destinar un porcentaje de la producción al mercado organizado por la localidad, originando así una economía socialmente justa y no condicionada por el dinero.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala