Actualizado hace: 1 hora 2 minutos
Somalia
ONU advierte de que la hambruna en el cuerno de África va para largo
Fotografía cedida por el equipo de apoyo de información de la Unión Africana y de las Naciones Unidas en la que aparece una mujer escondida tras una olla mientras hace fila para recibir comida

La hambruna que azota a cientos de miles de personas en el cuerno de África, a causa de la sequía y de los conflictos armados, va para largo, afirmó hoy la subsecretaria general para Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA), Valerie Amos.

Jueves 21 Julio 2011 | 10:22

"Esta no va a ser una crisis corta. La ONU y sus socios esperan estar haciendo frente a esta situación al menos durante los próximos seis meses", advirtió Amos en una intervención en Ginebra.
La responsable de tareas humanitarias de la ONU habló en el marco de una reunión especial del Consejo Económico y Social de la ONU (ECOSOC) convocada para abordar la situación humanitaria en Somalia y en la que también participó el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Antonio Guterres.
Naciones Unidas, que este miércoles declaró oficial la situación de hambruna en dos regiones de Somalia, no tiene cifras concretas sobre el número de fallecidos y habla de "decenas de miles de personas ya muertas y de cientos de miles de personas que pueden estar muriendo de hambre", según la descripción que hizo Amos.
"Si no actuamos -agregó la responsable de la OCHA-, esta hambruna se extenderá al resto del sur de Somalia en dos meses, y sus efectos se pueden extender al resto de países de la región".
Amos subrayó: "No utilizamos con ligereza la palabra hambruna", y recordó que la última vez que Naciones Unidas hizo una declaración de este tipo en el caso de Somalia fue hace 19 años.
La ONU no puede conocer las cifras exactas porque no tiene acceso a amplias zonas del centro y el este de Somalia, especialmente las que están bajo el dominio de la milicia islamista de Al Sahaab.
Pero sí sabe que en el cuerno de África hay 11,5 millones de personas "que necesitan asistencia urgente": 3,7 millones en Somalia, 4,5 millones en Etiopía, 2,4 millones en Kenia, 150.000 en Yibuti "y potencialmente muchas más en Eritrea", dijo Amos.
"Esta es la peor crisis alimentaria en el mundo y los números no hacen más que empeorar", aseguró la representante de la ONU, que lamentó la falta de compromiso donante de muchos países.
"Hemos pedido 1.900 millones de dólares para ayudar a Etiopía, Kenia y Somalia, y de esa cantidad se ha financiado menos de la mitad. Tenemos un agujero de 1.000 millones de dólares", denunció.
Amos explicó que desde junio se ha conseguido hacer llegar comida a 324.000 personas entre la ONU y varias ONG, pero consideró imprescindible que estas organizaciones puedan actuar con garantías de seguridad en el interior de Somalia para paliar la catástrofe y frenar de una manera eficaz el flujo de refugiados.
En este mes de julio, la media diaria de somalís que llegan al campamento de Dadaab, en el norte de Kenia, es de 1.300, el 80 % mujeres y niños que llegan en estado muy precario.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala