Actualizado hace: 1 hora 10 minutos
Uribe insiste en solucionar impasse frontera

Uribe concedió una entrevista la noche del martes al canal ecuatoriano ´Ecuavisa´, en un momento en que las relaciones de los dos países están deterioradas desde que Colombia decidió reanudar las aspersiones aéreas sobre campos ilícitos pese a la petición de Ecuador de suspenderlas, por considerarlas perjudiciales para la población, los animales, los cultivos lícitos y el ambiente en su lado.

Jueves 28 Diciembre 2006 | 20:20

"Mi pelea no es con el pueblo ecuatoriano ni con su gobierno, es con los terroristas que utilizan el narcotráfico para sus acciones vandálicas", aseguró el presidente colombiano. Explicó que no existe una "postura inflexible" de su parte al no detener actualmente las fumigaciones como solicita Ecuador y recordó que durante cerca de un año se dejó de fumigar para atender un pedido del gobierno del presidente Alfredo Palacio. "Yo la atendí a pesar de mi desacuerdo, la atendí por solidaridad con el Gobierno de Ecuador, con el hermano pueblo ecuatoriano", agregó. Uribe expresó su aspiración de que este malentendido de las fumigaciones se disipe. "Por supuesto queremos mantener un diálogo permanente con el gobierno del presidente Palacio y durante todo el ejercicio del presidente electo Rafael Correa". Al ser consultado sobre su asistencia a la toma de posesión de Correa, el 15 de enero, Uribe trató de eludir la respuesta. "Siempre es grato ir a Ecuador; siempre quiero ir a Ecuador, pero el hombre propone y Dios dispone", se limitó a decir. Sobre la visita que Correa tenía prevista la semana pasada a Bogotá, cancelada en protesta por las fumigaciones, Uribe indicó que si el presidente electo ecuatoriano le hubiera dicho cuando le llamó días antes, que había que "crear condiciones" se habría hecho lo posible para realizarlas, "porque -dijo- aquí no hay problema de intransigencia, aquí lo que hay es problema de terrorismo". Uribe justificó la reanudación de las fumigaciones alegando que "los terroristas aprovecharon esa suspensión de las fumigaciones para tener en esa frontera más de 10.000 hectáreas de coca, con lo que financian sus actividades perversas". Dijo que el glifosato, sustancia química utilizada en las aspersiones, "no es venenoso como equivocadamente se pretende hacer creer. Si fuera venenoso no se podría utilizar para agricultura comercial". Añadió que la mezcla que se utiliza para las fumigaciones aéreas es "normal" como la utilizada para la agricultura y negó la posibilidad de que el viento transporte el químico hacia el lado ecuatoriano
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala