Actualizado hace: 9 minutos
Médico  diabetólogo
Médico diabetólogo
Por: Clemente Orellana Sáenz

Domingo 17 Julio 2011 | 00:00

El alevoso asesinato del mejor actor del país el señor Manuel Calisto Sánchez, quien alcanzó la fama dirigido por los cineastas Viviana Cordero, Vinicio Arregui y Carlos Andrés Vera, de dos certeros balazos en la cabeza, al entrar tres encapuchados a su casa y en forma perversa dispararle en presencia de su padre y su sobrina, produciéndole daños irreversibles en su cerebro, quien a pesar de los cuidados en emergencia del Hospital Metropolitano no se pudo hacer nada por salvarle la vida y falleció, dejando un profundo vacío en el cine nacional, ha causado conmoción en la sociedad.

¿Por qué hay tanto homicidio, asalto, agresión a los ciudadanos indefensos del país? No existe explicación lógica del auge delincuencial violento, alevoso, criminal, depredador del sistema social, del buen vivir, del derecho a transitar sin pánico en las ciudades. Todos los días vemos los noticieros, leemos los periódicos, oímos la radio de la gran cantidad de personas que han muerto por las balas asesinas de los “sicarios”, gente sin Dios ni Ley, amorales, enajenados mentales a los cuales el matar les produce satisfacción y una especie de “orgasmo” psíquico.
Cuando se produce la muerte violenta de personas famosas como la señorita Cordovez hace unos años; el asalto y secuestro del ex canciller Fander Falcón y su hijo, del doctor Augusto Barrera alcalde de Quito; de Fabricio Correa hermano del presidente, el brutal asesinato de Manuel Calisto y de los cientos de ciudadanos sin visibilidad social la sangre se nos congela de la angustia, que producen estos hechos.
Existe un fracaso de la Policía Nacional que tiene todavía elementos corruptos en su organización y una baja aceptación después de  la furibunda sublevación con la ruptura de la disciplina, el orden, la legalidad, que se dio el 30 de septiembre de 2010, cuando vimos absortos los actos de barbarie que cometieron ese nefasto día y que ya es parte de la historia violenta de la nación.
Hay una claudicación del sector empresarial, del comercio, de los sectores pudientes de la sociedad para evitar la mendicidad en la infancia, en la tercera edad, en los discapacitados; falta “responsabilidad social” de los que más tienen hacia los que nada tienen.
El gobierno nacional tiene parte de la culpa al permitir que al país ingrese cualquier criminal de cualquier parte del mundo, porque es el único que no exige visa; es una medida que debe ser revertida en forma inmediata, se debe cortar el ingreso de los delincuentes que han instaurado el sicariato en el Ecuador.

Los medios de comunicación, especialmente la televisión, han hecho de los actos criminales un show para subir el raiting de audiencias; se pasan películas de violencia y se degenera la mente de nuestra juventud. Sólo uniéndonos venceremos a la violencia…< 

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: