Actualizado hace: 49 minutos
El tontómetro  y la tortuga
El tontómetro y la tortuga
Por: Childerico Cevallos
chcevallos@eldiario.ec

Domingo 17 Julio 2011 | 00:00

Ha transcurrido cerca de siete meses de este año y las mejoras en la vía Portoviejo-Crucita no aparecen, a pesar de las informaciones oficiales de trámites que se siguen para lograr estudios (¿?) y coordinación entre entidades oficiales, comprensión que - dicen - es requerida para retomar los trabajos desaparecidos de esa carretera, aparentemente afectada por algún mal hechizo.

Hechizo que perdura por aproximadamente ocho años gracias a la indiferencia de las autoridades locales y provinciales. Y de las mismas localidades que están a la vera de este camino, pues no se explica de otra forma cómo no han demandando contundentemente seriedad a los gobiernos para con su bienestar. Y no me refiero solo a este, pues el abandono lleva ya una cadena de años con avances a paso de tortuga, con aplicación de un indolente tontómetro. 
Tontómetro  que, al parecer, está volviendo con la escopolamina verbal del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) y la ausencia de responsabilidad cívica e institucional de las municipalidades de Portoviejo y de Rocafuerte;  y de la misma población de Crucita, localidad mayormente beneficiada con la culminación de la vía en mención por ser el punto terminal turístico que se persigue.
Que se persigue para incrementar el número de visitantes a la provincia, abriendo el abanico en su mayor extensión, para que los ecuatorianos y extranjeros encuentren nuevas playas y descubran las bellas sorpresas naturales que encierran nuestras costas, obligación de nuestros gobiernos cantonales, provincial  y - especialmente - nacional, porque es este último el que carga con las responsabilidades de difundir los encantos de nuestro país a través de sus direcciones provinciales, en razón a la centralización de los recursos.
Recursos que no están siendo distribuidos con el equilibrio que demanda la igualdad de trato y de oportunidades, que impide, por ejemplo, la culminación de obras como la que estamos empeñados en demandar constantemente en esta columna, en la que venimos permanentemente reclamando lo que ya se configura como una burla, o por  lo menos como una indolencia.
Indolencia que, repito, tiene un larga cola reptando por varias administraciones nacionales, por lo que creemos que la ministra María de los Ángeles Duarte, titular del MTOP, tiene la oportunidad de disipar esa vergonzosa y vergonzante estela de ineficiencia, disponiendo agilizar lo que debe apurar, para sellar el compromiso que tiene el gobierno para con esta parte de la provincia.

Provincia que recordará permanentemente su paso por ese ministerio si llega a concretar, con eficiencia y celeridad, la inclusión de Crucita a la ruta del Spóndylus, terminando con esa injusticia que excluye al balneario portovejense de ese cordón umbilical del turismo costanero nacional.  < 

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: