Actualizado hace: 3 minutos
Pedernales
Delicias marinas abastecen mercados

Con uñas y dientes -literalmente-, varias personas preparan el pescado, en el sector de La Cabuya, en el cantón Pedernales.

Domingo 17 Julio 2011 | 00:00

Son alrededor de 40 personas, las que trabajan en esta tarea, día de por medio, explicó Gabriel García, comerciante de mariscos, que vende la producción en los mercados locales, y en Quito y Guayaquil.
Estas personas que habitan en La Cabuya, trabajan con el pescado llamado Lechuza o gallina, lo desviceran, filetean, y aquí, con las uñas le sacan la piel, y con los dientes las siete espinas que tiene cada filete de pescado, indicó García.
Por este trabajo ganan en proporción de la cantidad que faenen, pero con estos recursos, y las labores de  pesca artesanal, logran mantener a sus familias.
Son entre 20 y 40 quintales que se venden en alrededor de 80 o 100 dólares cada quintal.

Kelver Anchundia, aprovecha estos productos del mar para expenderlos en su casa, que está a la vera del camino en la vía a Pedernales, a precios módicos, mencionó. La libra de camarón está desde dos dólares, dependiendo del porte, y el filete de pescado a 1,75 dólares, listos para comer, dijo sonriendo.
Y es que Pedernales, es una tierra pródiga en productos del mar, expresó José Arturo Segovia, quien todos los días expende en el centro de la ciudad, concha, camarón, cangrejo y coco, que trae de la ría de Cojimíes, y aseguró son muy apetecidos por la ciudadanía.

 Producción. Según Gabriel García, quien también es armador pesquero, y tiene embarcaciones en las que pescan camarón, ellos viven de esta actividad. Cumplen las leyes, pescan después de  las cinco millas, para proteger los recursos marinos, están regularizados y pagan impuestos, pero no tienen apoyo.  Sólo en La Cabuya hay 350 pescadores, que ganan un diario de diez dólares, dependiendo del trabajo, y en cada barco andan 8 o 9 personas, entonces, aseguró, esto es una cadena productiva que se favorece a muchas familias. <

El barco de arrastre o camaronero

Arrastra por el lecho marino una pesada malla, para así atrapar el mayor número de especies, sean estas peces, camarones, etc., uno de los riesgos en esta tarea, es atrapar especies que no son los objetivos, como corales, tortugas, etc., importantes en la fauna marina; por eso, Los propietarios de barcos de arrastre o camaroneros deberán abandonar esta actividad de forma paulatina o cambiar sus mecanismos de captura, según las nuevas políticas pesqueras. <

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala