Actualizado hace: 42 minutos
LA PASIÓN DE LOS  “COMESOLOS”
LA PASIÓN DE LOS “COMESOLOS”
Por: Héctor Ygonet Céspedes

Jueves 14 Julio 2011 | 00:00

La palabra “comesolos”, fue un apodo con el cual una dirigente del entonces Partido Reformista en la República Dominicana, bautizara a los miembros del gobernante Partido de la Liberación Dominicana PLD. ¿Por qué comen solos? Cuenta la historia que cuando el PLD ganó por primera vez el poder en el año 1996 tomó la costumbre de repartir fundas de comida, a altas horas de la noche, en distintos barrios del país.

Lo hacían de noche para que la gente de los barrios no viera a quienes les repartían la comida, pues para recibir dicha funda tenían que presentar previamente el carnet del PLD y un ticket de aprobación. 
Por eso la gente comenzó a llamarles en las calles y sitios públicos comesolos, pues además en las oficinas del estado solo podían trabajar los afiliados al partido, y cualquier aliado, inclusive, era visto como un bicho raro poco digno de confianza.
En Ecuador estamos viviendo sin lugar a dudas la época de los comesolos, aunque también podríamos decir que pasamos recién por la época de los come cheques. 
Para aspirar a cualquier cargo público en uno de los concursos que organiza el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, no se necesitan méritos, ni una hoja de vida brillante, sino más bien un simple carnet verde de militante del partido de turno, y haberle jurado amor eterno al gobernante.  
La politiquería con la cual se maneja el ingreso de un ciudadano a cualquier cargo en el estado, rompe los esquemas de la meritocracia tan anunciada por el presidente Correa. El comesolismo es hoy una verdadera filosofía de estado. Solo pasan por determinadas puertas, aquellos ciudadanos que reciban el beneplácito de Carondelet, el resto son y serán parias inanimados que no contarán con la gracia y el cache de ser neo-pelucones como el señor Rolando Panchana asambleísta comesolo por convicción y pelucón por sueños. 
El comesolismo se está asentando en la sociedad ecuatoriana, como una raíz absorbente. Cada día los estragos de la imprudencia en el manejo de la cosa pública,  nos presentan su factura más cara, que le cuesta al pueblo del Ecuador millones de dólares en pérdidas. 
Ser comesolo es una forma de vida, es creerse por encima de los demás, es mirar con desprecio a todo aquel que no se viste de verde, es censurar a todos los que no piensan o no hacen lo que ellos creen que es correcto.

En conclusión, ser comesolos es ser lo que son ellos.  < 

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: