Actualizado hace: 5 horas 56 minutos
Sudáfrica
Una Luna de miel por

El príncipe Alberto de Mónaco y su esposa Charlene pasaron su luna de miel, en Sudáfrica, en hoteles separados a una gran distancia.

Jueves 14 Julio 2011 | 00:00

La pareja real había reservado una suite por una gran cantidad de dinero, que incluía una cama adornada con hojas y una piscina, en el hotel "Oyster Box" en Umhlanga Rocks, cerca de Durban. Pero en lugar de quedarse con la novia, el príncipe Alberto, de 53 años, y quien se encuentra a la espera del resultado de pruebas de ADN de paternidad por una demanda millonaria, se alojó en el Hilton de Durban. Por su lado, la ex nadadora olímpica Charlene, de 33 años, se mudó a una habitación más económica en el "Oyster Box".

 Explicó. El padre de Charlene, Michael Wittstock, explicó al diario sudafricano Die Burger la causa de este suceso: “La sesión del Comité Olímpico Internacional se celebró en el hotel Hilton y comenzaba a las siete de la mañana. Alberto se quedó allí para no tener problemas con el tráfico” y añadió que “ninguna de las historias escandalosas que se están contando son ciertas. La prensa sudafricana debería apoyar a Charlene en vez de difundir rumores”. Alberto y Charlene llegaron allí la semana pasada para cumplir con varios compromisos oficiales antes de partir al destino "secreto" de su luna de miel. <

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala