Actualizado hace: 5 horas 26 minutos
El lento avance del progreso
El lento avance del progreso
Por: Jorge Maldonado
jorge39936@gmail.com

Miércoles 13 Julio 2011 | 00:00

Hay irrebatibles pruebas de que Manabí progresa. Cerca de Rocafuerte hay un conjunto de fincas que cuentan con sistemas de riego por aspersión y otras, por goteo, a decir de las tuberías que se instalan periódicamente.


Junto a esas propiedades pasa una carretera con una calzada muy amplia, con una gruesa capa de hormigón para una larga vida.
Cuando viajamos a Manta lo hacemos por una carretera con excelentes características y bien mantenida; del sitio Guayabal hacia La Pila, la vía es de doble calzada separadas por parterre central y con calzada de hormigón, característica que es común a varias de las vías manabitas que parece que dejarán de ser un problema como antes.
La ciudad de Manta registra un alto índice de inversión inmobiliaria, lo mismo que Portoviejo, aunque en menor escala. Es evidente el crecimiento de la actividad productiva en Manta.
Están en plena ejecución del Proyecto de Propósito Múltiple Chone y el Proyecto Carrizal – Chone que permitirán asegurar la producción agrícola de ciclo corto con la utilización de riego, además de que el primero reducirá el riesgo de inundación para la ciudad de "Los Naranjos en Flor".
Pero, así como es evidente esas y otras muestras de progreso de la provincia, es cierto que el avance en todas las obras es desesperantemente lento. Es como que se quisiera mantener la esperanza brillando en un círculo de temores por los resultados.
La refinería del Pacífico que comenzó hace más de un año, tiene un avance pequeñísimo en el global del proyecto y además, es un pozo sin fondo para la inversión que, de 3.600 millones que se calculaba al principio, ha saltado a 15.000 millones…
La red de carreteras está verde, los proyectos de riego casi no avanzan y seguimos entregando agua al mar, sin utilizarla en el riego de los campos.
Está proyectado el Mega puerto de Manta para asegurar el transporte intercontinental de carga para la costa occidental de América del Sur, pero no se ven otras acciones que los carísimos estudios que ha mencionado Pedro Vincent en su columna.
El aeropuerto intercontinental se ha retrasado más bien; pues ahora es una operación del gobierno central, cuando ya se había corporatizado localmente, lo que hacía más fácil incorporar socios capitalistas.
Se avanza, pero es tan lento el paso que la nueva generación olvida la historia de cada proyecto y con ello pierde raíces, además de que lastima la esperanza alimentada por ilusiones que no se convierten en realidad al paso de la vida entera…<

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: