Actualizado hace: 2 horas 19 minutos
Bladimir Joel Alcívar Cedeño
La moral de Tartufo

Era la fervorosa época del Colegio Olmedo, cuando el Lcdo. Horacio Hidrovo Peñaherra nos enseñaba la imborrable literatura universal, siendo un capítulo sublime el estudio de Molierr y su consagrado Tartufo “El Impostor”, donde el escritor francés describe y desenmascara la hipócrita y corrompida clase circundante al Rey Luis XIV de la Francia del siglo 17, escudados en falsos dogmas morales y una inexistencia honradez espiritual, el típico prototipo del hipócrita, cuyo protagonista al final de la obra termina descubierto y confinado al panóptico, el acostumbrado epílogo de los seres malignos y rastreros.

Martes 12 Julio 2011 | 00:00

Unos siglos después aparece el escritor y sociólogo argentino José Ingenieros y escribe aquel libro que mi padre metió por mis ojos y oídos desde muy pequeño, El Hombre Mediocre, texto que nunca entendí en mi adolescencia, pero que ahora en mi  madurez formativa comprendo, y entiendo que mi padre no quería que yo fuera el superhombre que describía Ingenieros, sino mas bien me inculcaba el alejar de mi alma y mente comportamientos y conductas similares a Tartufo, el impostor monje, a quien el sociólogo argentino dedica un capítulo especial de su obra, ante el abrumado surgimiento de este estereotipo antisocial en la vida pública  de la época.
Todo esto, respetables lectores, lo traigo a colación a lo atentos y pendientes  que debemos estar ante ciertos “Tartufos” que pululan en la función pública, indignos personajes que abusan, persiguen, discriminan, acosan a cuanto ser humano mantenga un pensamiento dialéctico que se contraponga a sus delirios de grandeza y complejos de cuna; confundiendo el servicio público con feudos medievales y rústicas fincas, tristemente adulados por marionetas humanas de la misma especie; quienes ventajosamente tienen fecha de expiración, porque el pus de sus almas los corroe. Los invito distinguidos lectores a descubrir e interpelar al Tartufo de su entorno... Yo ya lo combato a diario.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala