Actualizado hace: 18 minutos
Giorgi Giordano Gorozabel
Los jóvenes y el voto facultativo

El voto facultativo para los adolescentes de 16 y 17 años en la Constitución 2008, es el resultado de varios procesos que se han desarrollado a lo largo de los últimos 20 años y que se consagran en los tratados internacionales sobre Derechos Humanos y la Convención Iberoamericana de Derechos de los Jóvenes ha firmando que, en adición a los instrumentos del Derecho Internacional de los Derechos Humanos, se redacta la Carta de Derechos de la Juventud Iberoamericana con el espíritu de reconocer a los jóvenes como sujetos de derechos, actores estratégicos del desarrollo y personas capaces de ejercer responsablemente los derechos y libertades.

Domingo 10 Julio 2011 | 00:00


La  Convención conceptualiza las expresiones "joven", "jóvenes" y "juventud" a todas las personas, nacionales o residentes en algún país de Iberoamérica, comprendidas entre los 15 y los 24 años de edad.
Esa población es sujeto y titular de los derechos que esta Convención reconoce, sin perjuicio de los que igualmente les beneficie a los menores de edad por aplicación de la Convención Internacional de los Derechos del Niño.
En consecuencia los estados miembros presentes en la Convención, en la que Ecuador formó parte reconocen el derecho de todos los jóvenes a gozar y disfrutar de todos los derechos humanos, y se comprometen a respetar y garantizar a los jóvenes el pleno disfrute y ejercicio de sus derechos civiles, políticos, económicos, sociales.
En nuestro país, por impulso de la lucha social de las organizaciones juveniles, se logra el respeto de los tratados internacionales para que desarrollen políticas de Estado; sin embargo es a partir de la Constitución del 2008 que en su capítulo Quinto, Derechos de Participación, hace constar una serie de derechos a los que las y los ecuatorianos tenemos garantizados.
Entonces, el voto facultativo es un derecho de los jóvenes a expresar libremente su pensamiento a través del voto universal y secreto, siendo además una responsabilidad para elegir y decidir sobre el destino de nuestra patria.
Bien por nuestros jóvenes, bien por la democracia. 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala