Actualizado hace: 5 minutos
EDITORIAL
Una ordenanza controversial

La corporación municipal del cantón Manta ha aprobado, por unanimidad, una ordenanza mediante la cual se dispone que las motocicletas que circulen dentro del territorio cantonal no podrán ser ocupadas por más de una persona, que será el conductor.

Domingo 10 Julio 2011 | 00:00


La disposición legal ha sido adoptada como un intento por controlar el auge delincuencial que mantiene en vilo a la ciudad puerto manabita, donde el crimen ha tomado fuerza, especialmente en lo relacionado a los asesinatos al estilo sicariato, en los que se usa los pequeños vehículos motorizados para su ejecución.
Y los ediles decidieron esta prohibición conscientes de las repercusiones que va a traer, puesto que en la comunidad manteña, al igual que en la mayoría de las poblaciones pequeñas del país, la motocicleta sirve inclusive como transporte familiar para quienes son de escasos recursos económicos.
Porque es común ver hasta cuatro personas trasladándose en una moto por las calles de las principales ciudades manabitas, contraviniendo la ley y reglamento de tránsito sin oposición alguna de quienes, supuestamente, deben  ejercer control en las calles y carreteras del país.
Entonces, la medida adoptada por la corporación municipal de Manta ha causado expectativas en cuando a las reacciones que habrá en la comunidad para su cumplimiento; y,  especialmente, en la eficiencia de los resultados que se buscan. No olvidemos que la osadía de los criminales no tiene límites, y nada garantiza que no saldrán solos o aprovecharán la ausencia de patrullaje en los barrios para ignorar la prohibición.
Sin embargo, hay que reconocer la preocupación del concejo y su integridad para tomar esta decisión, cuya eficiencia será dada por la realidad futura, para ratificarla o rectificarla, valiéndose de la transitoria que permitirá su modificación.  O eliminarla.<

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala