Actualizado hace: 4 horas 18 minutos
Erwin Valdiviezo S. | E-mail: evaldiviezo@el diario.com.ec
Con pie derecho
Erwin Valdiviezo

Así debemos iniciar el 2007 los ecuatorianos y particularmente los manabitas, incluso dejando de lado todo lo negativo, superficial y egoísta que pudiéramos haber sido durante el año que termina.

Martes 26 Diciembre 2006 | 18:24

Y es que vale de verdad hacer un ejercicio mental de lo que somos, y de nuestra capacidad de aporte a las cosas positivas, pues salvo mejor opinión, desde hace bastante tiempo sólo nos estamos dedicando a relievar lo negativo, lo del escándalo o de la afectación a la honra, y por esa vía hemos ido creando conceptos negativos o pesimistas y que en la suma más es lo que nos han afectado que lo que pudiera significar aporte a nuestra imagen y objetivos. Es más, esto de ponderar lo negativo no es sólo potestad de quienes hacemos comunicación (ahora politizados a más no poder) sino de todo un conglomerado donde se incluye desde el común ciudadano hasta el más “encopetado” funcionario o empresario quienes ven (o vemos) en el vecino o en la competencia al más acérrimo rival, al cual hay que destruirlo o señalarlo, creyendo con eso que ya se acaban nuestros problemas o ambiciones. Yo no comparto algunas tesis y poses del arzobispo José Mario Ruiz (aunque lo respeto sobremanera) pero una expresión suya en una entrevista de los últimos días aún me sigue haciendo mella en el cerebro. Dijo: “tengo que ratificar que 'manabita come manabita’”, y en el mismo diálogo lo volvió a acentuar, y siendo esta una frase vieja sobre nuestro comportamiento, dicha por este alto e inteligente prelado, pone en moda una conducta que definitivamente debemos desterrarla para poder lograr, y con seguridad, mejores cosas para nuestra tierra, que muchas veces ha perdido obras y recursos porque más nos preocupa ver cómo fracasa el vecino que logra que se atienda las obras o inversiones para desarrollo. Vale, entonces, que de cara al nuevo año, también nosotros nos renovemos y hagamos el ejercicio mental de ver cuánto hemos perdido, porque creemos que todos son nuestros enemigos o que nadie más tiene derecho a progresar o ser inteligente. Es más, debemos dejar de lado la venganza o la “factura” por el éxito y más bien comenzar a resaltar los buenos valores y actitudes positivas que hay en Manabí y que serán fundamentales para lograr el desarrollo efectivo de nuestras potencialidades. Incluso para probar que somos capaces de cambiar nuestro comportamiento, ya debiéramos estar haciendo una agenda mínima de objetivos regionales (que ya está en líneas generales en algunas instituciones) en la que todos nos involucremos para hacerla realidad y que a la vez sirva para demostrar que acá hay gente inteligente e incluso superior a técnicos, asesores, y comunicadores invitados cada cierto tiempo por funcionarios y entidades (con todo pagado) para que hagan y difundan en otros lugares, lo que acá le ponemos bemoles y señalamientos.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala