Actualizado hace: 2 horas 53 minutos
PARAGUAY
Obispo renuncia a la Iglesia para ganar la presidencia
ANUNCIO La decisión de Lugo fue conocida frente a la casa de su madre en Encarnación

Asunción, EFE.- El obispo católico paraguayo Fernando Lugo anunció ayer, en la localidad de Encarnación, que renunció a su condición de sacerdote para ingresar en la lucha por captar los comicios presidenciales del 2008, con la idea de lograr la candidatura dentro de un todavía indefinido, cuadro en la oposición. Al hacer su anuncio en el día de Navidad en esta localidad de Paraguay, país de mayoría católica, Lugo indicó también que en caso de afirmarse como candidato, buscaría a una mujer como compañera de fórmula.

Martes 26 Diciembre 2006 | 17:43

Lugo, un obispo emérito que dice abanderar la causa de los pobres y tiene como respaldo político a movimientos sociales y agrupaciones de izquierda, lidera las últimas encuestas de intención del voto publicadas en medios locales. Opositor al Gobierno En una rueda de prensa frente a su casa materna, rodeado de decenas de simpatizantes, Lugo confirmó que presentó la semana pasada su pedido de renuncia al Nuncio Apostólico para participar de una concertación opositora que enfrentará al gobernante partido colorado en los comicios del 2008. “Es una decisión dolorosa porque renuncio a mi Iglesia que amo tanto, pero gozosa porque la gran catedral mía desde hoy será todo el país” dijo Lugo tras recordar sus 30 años de labor pastoral. Líder según encuestas Lugo lideraba una encuesta seguido de cerca por el presidente paraguayo, Nicanor Duarte Frutos, quien impulsa una reforma constitucional para introducir un segundo mandato presidencial. De mantener la preferencia del electorado, el ex sacerdote podría acabar con la hegemonía de seis décadas del gobernante Partido Colorado, en el poder desde 1947. “Hipotéticamente anhelaría que me acompañase una representante del 50 por ciento de la población: una mujer paraguaya,” añadió Lugo. Analistas opinan que la eventual candidatura de Lugo podría verse empañada por el difícil consenso entre las fuerzas políticas opositoras, que se han aliado sin éxito en el pasado. La Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP) negó cualquier apoyo a una eventual candidatura presidencial Lugo. Varios obispos coincidieron en que el ex sacerdote podría ser sancionado por el Vaticano. Contrincante El actual presidente, Nicanor Duarte Frutos, le pisa los talones al ex sacerdote en las encuestas de intención al voto.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala