Actualizado hace: 2 horas 50 minutos
ANIVERSARIO
El Índico aún sigue sin alertas
BANDA ACEH Varias zonas turísticas han colocado sus propias torres de alerta. El sistema regional aún no es puesto en marcha por desacuerdos

Dos años después de que, el 26 de diciembre del 2004, una ola gigante matase a más de 200 mil personas, el Índico sigue sin contar con un sistema de alerta global de tsunamis. Inicialmente, el objetivo era que para julio del 2006 existiera una red completa y definitiva de alarma. Pero los países de la zona están inmersos en sus planes, y la coordinación está siendo más difícil de lo que se esperaba. Zona sísmica Desde siempre el Índico y los países que lo bordean son conocidos como zona de alta actividad sísmica. En el 2003, el resultado de una conferencia fue instalar un sistema nacional de alerta de maremotos.

Martes 26 Diciembre 2006 | 17:39

Sin embargo, cuando el 26 de diciembre del 2004, la tierra se quebró y el mar arremetió contra las costas, el único aviso que obtuvieron, fue el de los gritos de las personas que huían de la muralla de agua que arrasaba con todo a su paso y que cobró la vida de 226.408 personas. Alertas Pocos meses después del 26 de diciembre fatídico, fue establecido un servicio interino, a través del Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico, situado en Hawai, y de la Agencia Meteorológica de Japón, para proveer información relativa a maremotos a los países del Índico. A principios de este mes, Tailandia colocó una boya y el sistema anexo de detección de tsunamis a 700 millas de la costa de Phuket. Es el primer equipo de este tipo que se instala en el Índico. Conocido como DART, ha sido financiado por Estados Unidos. Dado que no existe un centro de alerta regional, de momento su señal es enviada al de Hawai. Indonesia ha ensayado un sistema de aviso y planea instalar 15 boyas similares, financiadas por Alemania, y más de 100 sismógrafos para el 2009. India ha dicho que espera contar con un sistema de alarma para septiembre de 2007. Sri Lanka carece de una red de aviso, aunque ha conectado su sistema nacional al Centro de Medición Geológica de Estados Unidos. La humanidad se unió Los progresos en la recuperación de las zonas destruidas por el tsunami son innegables, a partir de los datos manejados por la ONU. Y quizás el avance más importante sea que ninguno de los 1,7 millones de desplazados vive en tiendas, como precisan desde la oficina del enviado especial para el tsunami, Bill Clinton. Aunque, como dice el ex presidente de Estados Unidos, “quedan aún importantes retos por delante”, sobre todo en el ámbito de la vivienda. Un 37,5% de las arrasadas por el maremoto han sido ya reconstruidas. En Indonesia, Sri Lanka, Maldivas, India y Tailandia, la ola asesina arrastró 350 mil hogares, miles de colegios y hospitales. La ONU calcula que se han reconstruido ya unas 131.200 viviendas en esos países -37,5%-, a las que hay que sumar otras 65.600 en fase de construcción. REHABILITACIÓN Se han rehabilitado unos 1.100 colegios, de los casi 5 mil destruidos, y 400 hospitales están ya en fase de construcción, del millar de los que arrasó el tsunami. RECURSOS Se han utilizado 13.500 millones de dólares. Hay que sumarles 3.400 millones de los gobiernos afectados y otros $2.140 millones en donaciones de la oficina de Clinton. INVERSIÓN La ONU pone como ejemplo Indonesia, el país más afectado, para explicar que la mitad de la ayuda prometida ya está invertida en proyectos. POR HACER Hay decenas de miles de viviendas por reconstruir, hay que restablecer las infraestructuras básicas y fomentar el desarrollo del sector privado. PRODUCCIÓN El turismo, la actividad económica y el empleo se han levantado. La red sanitaria está parcialmente reestablecida. INDIA EL proceso de reconstrucción está completado en un 28% en las cinco provincias afectadas. En Sri Lanka siguen los trabajos. OBTÁCULOS Los proyectos se topan con obstáculos legales que retrasan la reconstrucción, relacionados con la titularidad de la propiedad destruida. DESPILFARRO DE DINERO La Policía de Tailandia despilfarró más de la mitad del dinero donado por la comunidad internacional para costear los trabajos de identificación de los miles de muertos causados por el maremoto ocurrido hace dos años, informó ayer la prensa local. El despilfarro ha sido denunciado por Alemania, Estados Unidos, Francia, Finlandia, Holanda, Reino Unido y Suecia mediante una carta dirigida al director general de la Policía tailandesa, general Kowit Wattana, por las embajadas de estos países. La Policía tailandesa “malgastó y camufló como gastos de viaje” cerca del 60 por ciento de los 1,7 millones de dólares para ayudar a financiar el funcionamiento del Centro de Identificación de Víctimas del Tsumami, creado tras la catástrofe con la cooperación de Interpol, según el rotativo local “The Nation”. Durante los meses posteriores a la catástrofe, en el centro de identificación montado en la ciudad de Phuket trabajaron equipos de forenses y especialistas de los cuerpos de policía de unos 30 países, incluido España, así como 600 miembros de la Policía tailandesa. En la carta, fechada el pasado 22 de noviembre, las embajadas pidieron que se lleve a cabo una auditoría interna por parte de una empresa privada para esclarecer el destino que se dio a esa cantidad de dinero proveniente de donaciones hechas por ciudadanos de esas siete naciones.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala