Actualizado hace: 44 minutos
MÓNACO
Callan rumores con su aparición

Sonrientes y tomados de la mano. Así se mostraron el miércoles en público el príncipe Alberto II de Mónaco y su prometida, Charlene Wittstock, en un intento de desmentir los rumores de una crisis de pareja, que fueron divulgados hace días por el semanario francés L'Express.

Viernes 01 Julio 2011 | 00:00

Confesiones. Un día antes de la segunda gran boda principesca en Europa, después de la del príncipe Guillermo y Kate Middleton, el príncipe Alberto, de 53 años, y Wittstock, de 33, posaron ante la prensa local en el puerto de Mónaco, al lado del músico francés Jean-Michel Jarre, que ofrecerá un concierto gratis el día de la boda civil, prevista para hoy.
Con el fin de aplacar el escándalo y silenciar los rumores de que Wittstock habría intentado suspender la boda, el campeón olímpico de natación sudafricano Ryk Neethling, amigo personal de la novia, declaró ayer que "todo va 

bien" entre el príncipe y su prometida.< 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala