Actualizado hace: 1 hora 31 minutos
Informe
Operación "jaque" no fue una jugada limpia

100 millones de dólares habrían recibido los mandos medios de las FARC por liberar a Ingrid Betancourt.

Martes 28 Junio 2011 | 00:00

Las negociaciones se habrían realizaron entre el Gobierno de Colombia y los mandos medios de las FARC. Y en este proceso no habría entrado en Gobierno francés.
Esto es lo que se exhibió durante la presentación del documental Operación Jaque, una jugada no tan maestra, que fue presentada ayer en Quito por parte de Gonzalo Guillén.
El documental será transmitido mañana a las 20h45 por Teleamazonas.
Diario El Comercio en su edición digital señala que  durante la presentación del documetal, se proyectó un resumen de seis minutos en donde se ven imágenes de Betancourt en medio de la selva y expertos del país del norte que cuestionan la forma cómo se negoció el rescate.
Guillén dijo que los dos guerrilleros que acompañaron a Betancourt hasta la liberación fueron alias César y alias Gafas. El primero fue extraditado a Estados Unidos en donde fue juzgado por narcotráfico y el segundo está en una prisión de Colombia.
El productor aseveró que la operación no fue tan maestra como se dijo inicialmente por parte de las autoridades colombianas y que no era necesario mentirle al país, pues "así se haya pagado, la liberación fue un éxito".

 Jaque mate. La Operación Jaque (nombrada por la primera letra del mes de la operación, julio y en referencia al Jaque del ajedrez) fue una misión de inteligencia militar de rescate en el marco de la política de seguridad democrática del gobierno del ex presidente Álvaro Uribe Vélez y su ministro de defensa y actual mandatario, Juan Manuel Santos, llevada a cabo por las Fuerzas Militares de Colombia para liberar a secuestrados en poder del grupo guerrillero FARC el 2 de julio de 2008.
Entre los secuestrados redimidos figuraron Íngrid Betancourt (ciudadana franco-colombiana), tres contratistas estadounidenses, siete miembros del Ejército Nacional de Colombia y 4 miembros de la Policía Nacional de Colombia, lo que arrojó un total de quince personas rescatadas en dicha operación.
Esta operación, sin precedentes por su naturaleza en Colombia, no sólo fue importante por la liberación de los secuestrados, sino también porque en ella primó la inteligencia militar y la infiltración, no registró pérdidas humanas, ni siquiera hubo disparos, por lo que el Gobierno y el ejército colombiano recibieron la gratitud de los rescatados, sus familiares y el pueblo colombiano, a la vez que el reconocimiento y el elogio unánime de la comunidad internacional.


Antecedentes. La idea del rescate fue concebida luego de que se conoció que fueron vistos los contratistas estadounidenses bañándose en el río Inírida, lugar cercano al relatado por el suboficial de la Policía Jhon Frank Pinchao
Luego de este suceso el ejército colombiano decide crear tácticas para infiltrar al frente primero de las FARC.
El ope rativo fue planeado y coordinado por el ejército colombiano.
En ésta operación se utilizó un helicóptero que tenía el logo de la Cruz Roja. <

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala