Actualizado hace: 1 hora 9 minutos
DESCENSO DEL RIVER PLATE
Lo peor que le pudo pasar

Los problemas de River Plate se incrementan. La pérdida de categoría genera inconvenientes, entre ellos la pérdida de recursos económicos, mancha en su rica historia y además las mofas de los hinchas de su archirrival, Boca Juniors.

Martes 28 Junio 2011 | 00:00

La pérdida de River Plate es como si en España el Real Madrid o en Inglaterra el Manchester United cayeran a la segunda categoría. La tragedia de un "grande" argentino tiene ahora el mayor desafío, que es la supervivencia financiera.
Paradójicamente, el llamado "millonario" (por pagar los contratos más suculentos y atraer a los mejores jugadores) está ahogado en deudas. Y ahora perderá los valiosos ingresos por derechos de televisión que lo mantienen a flote.
River recibe unos 10 millones de dólares por el acuerdo de derechos de televisión que firmó la Asociación del Fútbol Argentino con el gobierno del país, se dijo en el programa Fútbol Para Todos (transmisión gratuita de los partidos del campeonato). Al descender, ese ingreso caerá a poco más de US$ 1 millón.
El último balance del club revela que tuvo pérdidas por US$ 20 millones, y una deuda total de US$ 55 millones. Un panorama nada halagador. 
En la máxima categoría, Boca Juniors y River, por ser los equipos con más seguidores, reciben más tajada de lo que paga la TV. Pero, en segunda división, todos reciben lo mismo. Y, además, por razones de seguridad ante reiterados incidentes -que incluyeron muertos por enfrentamientos entre las hinchadas-, ninguno tiene entradas de visitante.
 
CÓMO FUE. En el fútbol argentino no descienden los últimos en la tabla de la temporada. En 1982 se instauró un sistema de promedios, que suma la cantidad de puntos de las 3 últimas temporadas. Se castiga al que viene haciendo las cosas mal durante esas tres temporadas y no sólo en una. Este entramado, que tiene poco de justicia y lógica deportiva, se creó justamente para salvar en ese campeonato a River y Boca de un seguro descenso. 
Se buscó de este modo proteger a los "grandes" (Boca, River, Racing, San Lorenzo, Independiente), ya que es difícil que en 3 temporadas estos no logren una buena cosecha de puntos. Pero ni así se salvó River y por sus malos promedios en las tres últimas temporadas debió jugar la promoción con el tercero del campeonato de la B, en este caso Belgrano de Córdoba, que le ganó 2 a 0 en el partido de ida y empató 1 a 1 en la vuelta. Esta serie tiene la particularidad de que si el resultado en los 180 minutos es un empate, el equipo de primera es el que gana la promoción. Se llama a esto "ventaja deportiva". Nada de eso le sirvió a los de la banda roja.
 
HUMILLADO. Consumado el descenso, los hinchas de Boca no perdieron ni un minuto para empezar con las burlas contra su enemigo de toda la vida. 
Afiches de todo tipo circulan en Internet y en vallas estáticas en Buenos Aires.<
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala