Actualizado hace: 11 minutos
“El Ejecutivo”…
“El Ejecutivo”…
Por: Melvyn Herrera
melvynherrerac@hotmail.com

Lunes 27 Junio 2011 | 00:00

Los confundo con el título de esta nota, ya que supondrán que trataré temas de esa índole; pero no es así; me refiero es a un antiguo negocio que lleva ese nombre como su marca abreviada; aunque en los últimos tiempos se vino un poquito abajo, no por culpa de sus excelentes calidad y servicio, sino por cuestiones de estacionamiento en el centro de la ciudad-puerto-balneario que es Manta.


Esto es así: Un buen día, hace justo 28 años, con Gustavo Vélez y otros amigos  se resolvió la conformación de un lugar de reunión y alimentación de personas que desarrollan actividades oficinescas en este puerto; sin otro legalismo más que la confianza, se conformó el Club de Ejecutivos, cuya parte de gastronomía y afines asumió el antes nombrado Vélez; su sede fue el último piso del inaugurado edificio del Banco Pichincha, desde donde los habitúes nos deleitamos con el paisaje marino y los potajes servidos. Varios Presidentes de la República, ministros, autoridades de diversos niveles, empresarios y muchos ciudadanos quienes deseaban tratarse bien, asistían repetidas ocasiones para ser espléndidamente   atendidos por Vélez y su equipo. En el largo tiempo transcurrido muchos hechos importantes se trataron en ese recinto; señalo unos de los que fui protagonista: la larga lucha por darle real vida al Umiña Tenis Club y el génesis de la Cámara de Comercio Ecuatoriana Americana, por nombrar un par  de la infinidad de los que allí se “cocinaron”; también, se celebró una fiesta de fin de año, frustrada por unos “falsificados” músicos de la prestigiosa orquesta Blacio Jr.; je, je; alguna celebración de quinceañera, matrimonios, cumpleaños; y así, muchísimos eventos más  trascendentes se desarrollaron en “El Ejecutivo” dejando recuerdos en los concurrentes; por eso me atrevo a decir que en el desarrollo de Manta, su buen granito de arena ha puesto este restaurante. Como todo muta y por lo ya señalado, “El Ejecutivo” -con amplio parqueo- reabrió sus puertas en una esquina del tradicional barrio El Murciélago, y espera que sus anteriores y nuevos habitúes lo visiten para deleitarlos con su afrodisíaco cocido de mariscos y otras  especialidades que constan en la carta, de lo que doy fe, ya que siempre me transportaron a elevados niveles de satisfacción del paladar, a más de la inagotable y cálida amistad bilingüe que Vélez brinda a todo quien tiene el acierto de brindarle a su apetito un buen momento; esto lo aseguro por ser testigo presencial, desde ese lejano primer día hasta ahora, en que salgo del nuevo bonito local, paladeando platos que son verdaderos “boccato di cardenali”. Mmmm… ¡Qué ricos! .  <

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: