Actualizado hace: 5 horas 17 minutos
"Dejaré de ser ministro, pero no José Cevallos"

Su ritual: Se paraba en el arco, caminaba hacia las redes y se arrodillaba. Allí hacía una breve oración y regresaba a su posición normal. Caminaba de un lado a otro y con esto ponía nervioso al jugador que iba a cobrar el penal.

Domingo 26 Junio 2011 | 00:00



Se trata de José Francisco Cevallos, histórico arquero de la Selección del Ecuador.
Ahora es el flamante Ministro de Deportes del país. Este hombre de maneras sencillas estuvo en Manabí días atrás y mantuvo un diálogo con El Diario.
 
Ahora que se retiró del fútbol, ¿ dónde es más fuerte la presión, en la cancha o en el ministerio?
J.F.C. Disfrutamos lo que hacemos, en su momento disfrutamos el ser futbolista, ahora estamos disfrutando dirigir el deporte de nuestro pais, que demanda mucho sacrificio.

En lo que lleva como ministro, ¿cuál ha sido la decisión más difícil que le ha tocado tomar?
J.F.C. Dejar a un poco de lado a la familia, cuando uno aspira y está obligado por más de 20 años en el deporte, bajo una disciplina férrea, compartiendo muy poco con mi familia, lo que yo mas amo, ahora con más horas de trabajo, uno deja por más tiempo a la gente que más quiere.  Eso es lo más duro, pero mi esposa me entiende, mis hijos me entienden.  Lastimosamente estoy viviendo un duro momento, aunque ustedes me vean reir, por dentro estoy sentido con la pérdida de mi mamá, alguien que marcó mi vida y amaré siempre, pero son obligaciones que hay que asumir y tengo que enfrentarlas, como valiente que soy.

¿Qué es lo mejor que le ha dado el fútbol?
J.F.C. El cariño y el aprecio de todo mi pais. Creo que eso no tiene precio y no me voy a arriesgar a perder esa credibilidad que durante mucho tiempo me la he ganado con mucho esfuerzo. Más bien es el inicio de una nueva etapa para transmitir esa seguridad que me ha dado a todo el pueblo ecuatoriano. Dejaré de ser ministro, pero nunca dejaré de ser José Francisco Cevallos.

En todos los años de trayectoria¿cuál ha sido el penal más difícil que le ha tocado tapar?
J.F.C. Ufff... el que recuerdo cuando era pequeño y estaba en el Barcelona, apenas iniciaba. Era en una liguilla final de cuatro equipos, en la cual lo sacan expulsado a Víctor Mendoza  y me toca entrar a un penal que cobró Barbosa del Deportivo Quito. Cuando entré tuve mucho temor, pero con la ayuda de Dios pude tapar ese penal.

Cuando ganó la Copa Libertadores de América ¿qué fue lo primero que pensó?.
J.F.C. En mi papá que estaba en el cielo y que nunca me dejó, quedé huérfano a los 11 años y sé que la figura paterna siempre  es importante para todo. Desgraciadamente yo no la tuve desde muy niño, pero él nunca me dejó solo, creo que desde arriba siempre me guió, me protegió y me ayudó mucho en todas las cosas que me tocó enfrentar.

¿Qué siente cuando ve a su hijo jugar con la camiseta que usted vistió durante tantos años?
J.F.C. Realizado. Verdaderamente yo me siento muy contento y agradecido con Diosito por todas las cosas lindas que me ha tocado vivir en el deporte, por eso mi compromiso es el de dar todo de mí, y trabajar muy duro por el deporte de mi país.<

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala