Actualizado hace: 5 minutos
Costumbres
La agricultura forja la identidad del manabita

La sociedad manabita tiene tradiciones, historias y costumbres morales muy ligadas al campo y la agricultura, que identifican a unas personas con otras, y que también las unifican y crean en ellas un sentimiento de solidaridad y ayuda mutua.

Viernes 24 Junio 2011 | 00:00


El historiador José Arteaga Parrales, sostiene que el manabita se forja por un ancestro cultural magnífico. “Nuestra gente es extremadamente alegre, hospitalaria y laboriosa porque vive en una tierra generosa, de abundante producción agrícola, de mar, fincas cruzadas por ríos y pozos a lo largo de los caminos. Junto a ello ciclos de sequía, pero también ciclos de abundante lluvia”.
José Toro García, ingeniero agrónomo, concuerda con Arteaga y confirma que la principal fuente de sustento de la provincia es la agricultura, especialmente  de la familia de medio y limitados recursos económicos.
“En muchos casos se ha producido el fenómeno de migración por la poca rentabilidad de las cosechas, por falta de centros de educación para que niños y jóvenes del campo puedan prepararse, por la falta de seguridad y créditos oportunos, y especialmente por falta de riego a las propiedades agrícolas”, agrega Toro, y sugiere que si al agricultor se le da agua otra sería la historia en esta provincia.

 importante. El manabita es un ser diverso por su apariencia física y por sus prácticas laborales pero único por su modo de vida y su relación con la vida del monte, sus mitos, tradiciones, leyendas y valores.
Sus tradiciones culturales son variadas. “Elemento importante de nuestra cultura es la oralidad, y recuerdo que mi madre siempre decía ‘con mi sombrero de Jipijapa, voy caminando todo Madrid, para ver si encuentro una muchacha guapa, que sólo se encuentra en Manabí”, narra Arteaga al tiempo que manifiesta que la historia muestra al manabita como protagonista de epopeyas de rebeldía y luchando por su libertad.
El campesino es la base socio económica en esta provincia, la actividad en el campo concentra la fuerza laboral más importante de la economía. “En tiempos de severas sequías o bajo de grandes inundaciones, es el agricultor el que hace posible que los productos agropecuarios lleguen a nuestras mesas o salgan del país, generando recursos que sustentan la economía agroexportadora del país” <

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala