Actualizado hace: 35 minutos
Germán L. Rodríguez Bodniza
Increíble pero cierto

Realmente contrariado y sorprendido me he visto obligado a manifestar públicamente lo que todo usuario tiene como derechos y obligaciones con la sociedad en que convive.

Jueves 23 Junio 2011 | 00:00

Como ciudadano, siempre  con mi conciencia tranquila, he cumplido puntualmente con los servicios básicos que exigen las leyes. Jamás he sido sancionado y amonestado por alguna autoridad competente. En vano  no ha transcurrido mis 45 años de servicios dentro del Magisterio  Nacional.
Días contados me quedan, porque en los próximos días me acogeré a mi digna jubilación ¡Qué hermoso llegar  a la meta!, pero con la conciencia tranquila.
El motivo de este comentario hace que manifieste públicamente el rechazo frontal, al CNT del cantón Sucre. Jamás en la historia como ciudadano me he quedado incomunicado del internet y del servicio telefónico por espacio de 75 horas. Precisamente me suspendieron en el último feriado. ¿Será justo que se tomen estas medidas cuando son los momentos más aconsejables para su respectiva comunicación? Me acerqué a las oficinas de nuestra ciudad el día viernes 27 de mayo para cancelar la deuda pendiente. El Sr. guardia me manifestó que no atendían hasta el lunes 30 de mayo. Bueno, tuve que soportar esta necesidad imperiosa y me acerqué el lunes 30 de mayo,  a partir  de aproximadamente las 13h00, para recibir la información correspondiente.
Aquí viene lo “increíble, pero cierto”. Casi me desmayo cuando una Srta. de la empresa estaba recibiendo  los pagos correspondientes. Me acerqué y le pregunté los motivos y razones de estas últimas medidas. ¿Qué me manifestó? Que únicamente era por haber adeudado solamente $2,00 ( dos dólares). ¿Será justo?
Que lamentablemente tener que expresar esta absurda medida, esta determinación incoherente.
Soy amigo de casi todos los funcionarios de la empresa de nuestra ciudad. Pero todavía no entiendo de estas actitudes negativas. Estoy reflexionando detenidamente para mi decisión final. Considero que ningún servicio básico precisamente se suspenda en cualquier feriado.
Estos feriados deberían ser todos excluidos de estas sanciones, en momentos de mayor consumo y de mayor trascendencia para el usuario.
En todo caso, creo haber cumplido lo que mi conciencia me dictó y siempre estaré vigilante, presto  a dialogar y cumplir con mis nobles propósitos de decir: “La verdad, nada más que la verdad”.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala