Actualizado hace: 4 horas 56 minutos
EDITORIAL
Bienvenida la alegría

En un mundo que a pasos apresurados se mueve entre problemas y desconsuelos, las sonrisas y el buen humor son medidas indispensables de aplicar para frenar la violencia y cambiarla con la alegría.

Jueves 23 Junio 2011 | 00:00

Por eso es que se ha recibido con mucho agrado la visita de aproximadamente dos cientos de payasos de varios países, que celebran su primer congreso internacional en la capital de Manabí.
Es que la risa como remedio infalible para las penas y las preocupaciones, para despejar la mente y el alma de conflictos y penurias, debe ser cultivada  través de todas las formas posibles de explotar, que es lo que durante tres días los profesionales del buen humor han estado estudiando para seguir inyectando de sana alegría al mundo.
Y si el bienestar espiritual se logra en el común de los ciudadanos con las intervenciones de los payasos, la presencia en estos en locales que albergan a personas a quienes la suerte no les ha sido muy favorable, las connotaciones son más positivas.
Por ello, la visita efectuada a instituciones como Solca, residencia de menores y mayores afectados de cáncer, la intervención de estos especiales visitantes resulta una terapia fenomenal para el apaciguamiento, aunque momentáneo, del dolor y el desconsuelo de quienes sufren de esta implacable enfermedad.
Y con este ejemplo debería el gobierno hacer mayor énfasis en programas de distracción y felicidad para, mediante caravanas culturales, difundir por todo el país aquel mensaje de hermandad y ecuatorianidad  que llega más con la risa que con un discurso  amenazador.  En esto tiene la palabra el señor vicepresidente Lenin Moreno, estadista del buen humor.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala