Actualizado hace: 13 minutos
Correa: protesta por fumigación no es capricho

El gobierno de Ecuador sostuvo hoy que no son un “capricho” las protestas que presentó contra Colombia por las fumigaciones que realiza a los narcocultivos en dos regiones fronterizas, al tiempo que calificó la actitud de Bogotá frente a ese tema como “inamistosa”.

Domingo 24 Diciembre 2006 | 16:54

“El pueblo ecuatoriano ha considerado esto como yo califiqué un acto inamistoso y hasta hostil, puesto que no se tomaron en cuenta los efectos (que tiene el herbicida glifosato) sobre los pobladores de nuestra frontera”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Ecuador, Francisco Carrión. El ministro aclaró que el hecho de que se permita el uso interno del glifosato en su país no significa una “incoherencia” con la molestia que han expresado por las fumigaciones, debido a que ese producto no se utiliza mezclado, lo que aumenta sus riesgos. Carrión explicó que el glifosato se utiliza de manera manual por lo que sus efectos son diferentes al que genera una aspersión aérea, tal como es utilizado en Colombia por la Policía Antinarcóticos. “Por supuesto nosotros utilizamos el glifosato para las bananeras, pero en primer lugar las dosis que utilizamos son diferentes, pero allá utilizan líquidos para que ese producto se pegue a las hojas de coca, (que aumentan los riesgos para el medio ambiente y la salud del hombre)”, explicó a “Caracol Radio” de Colombia. El canciller se declaró respetuoso de la posición del presidente electo de Ecuador, Rafael Correa, de demandar ante organismos internacionales a Colombia por las fumigaciones que inició el pasado 11 de diciembre. “Colombia y Ecuador deben entenderse y es que estas actitudes del gobierno colombiano que subestima al Ecuador generan un anticolombianismo casi primario en el ecuatoriano”, explicó Carrión. “Resulta paradójico que nos sentemos a conversar una vez que se haya hecho el daño (tal como lo propone Colombia) (…) ya le tocará al nuevo gobierno tratar con este tema”, añadió. Por su lado, el director de la Policía colombiana, general Jorge Castro, afirmó que el mal tiempo está retrasando las labores de fumigación en dos regiones fronterizas con Ecuador, y añadió que esa labor no se suspenderá. “Hemos tenido limitantes por el mal tiempo que se ha presentado últimamente y eso depende de ello, nosotros continuaremos con nuestro trabajo”, declaró el oficial. El general Castro explicó que se han fumigado unas 5,900 hectáreas de hoja de coca de un total de 10,200 hectáreas, que son custodiadas por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). “Esa coca y el narcotráfico hay que acabarlos de esa zona (…) los únicos responsables de esto son las FARC”, reseño. Correa canceló el pasado jueves una visita a Bogotá, en la cual tenía previsto dialogar con el jefe del Estado colombiano, Álvaro Uribe, entre otras cosas, sobre las aspersiones en dos regiones limítrofes. Inicialmente, Correa dijo en Caracas que no realizará una visita programada a Bogotá si no recibe una “señal amistosa” de parte de Colombia, a quien pidió suspender las fumigaciones. Al respecto, el ministro colombiano de Defensa, Juan Manuel Santos, expresó que Colombia pudo haber atendido la solicitud de Correa durante los dos días en que visitaría el país andino y cuestionó la determinación del electo jefe de Estado ecuatoriano. “Se pudo haber suspendido, yo no digo que no, pero no podemos enterarnos nosotros a través de una conferencia de prensa, esas cosas se hablan por las vías diplomáticas”, expresó Santos. Colombia ha insistido en que análisis de toxicólogos canadienses han demostrado que el glifosato es inocuo para la salud humana, pero reiteró que el Ejecutivo “está abierto a un diálogo y si hay otras alternativas de fumigación mejores bienvenidas, cualquiera que sea”. Bogotá y Quito comparten una frontera común de 586 kilómetros, en la que los grupos armados ilegales de Colombia mantienen una disputa por el control territorial.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala