Actualizado hace: 8 minutos
PROCESO
Colombia anuncia fin de fumigación
PREVENCIÓN Colombianos cruzan la frontera hacia territorio ecuatoriano, huyendo de las fumigaciones de glifosato

El gobierno de Colombia anunció ayer que suspenderá dentro de cinco días las aspersiones con glifosato de cultivos ilegales de coca en la frontera con Ecuador, que ha desatado una crisis diplomática, pero señaló que se hará cuando termine la primera fase del plan.

Sábado 23 Diciembre 2006 | 19:54

El anuncio lo hicieron los ministros colombianos del Interior, Carlos Holguín Sardi; Relaciones Exteriores, María Consuelo Araújo; y Defensa, Juan Manuel Santos, al día siguiente de que el presidente electo de Ecuador, Rafael Correa, suspendiera una visita que debía cumplir ayer a Bogotá. Correa al saber sobre la suspensión, consideró inaceptable que Colombia la fije a su antojo, a la vez de sugerir una sanción económica internacional para dicho país. En las próximas horas visitará la frontera, para comprobar las afectaciones. El Gobierno y analistas colombianos consideraron que Correa dejó plantado a Uribe, ya que su visita estaba confirmada pese a la crisis diplomática desatada hace dos semanas cuando las autoridades colombianas reanudaron la aspersión con glifosato en la frontera. Araújo declaró que “la cancelación de la visita del presidente Correa nos generó desconcierto, pues estábamos ilusionados con que vendría hoy (viernes) a Colombia”, Mientras tanto, Holguín Sardi fue más allá y recordó que Correa se reunió hace dos días en Caracas con el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, a quien pidió respaldo a la postura de Ecuador frente a la fumigación de cultivos ilícitos en Colombia. “Es una coincidencia. Parece que el presidente Correa tuvo un cambio de actitud después de reunirse con Hugo Chávez”, expresó. Por otro lado, expertos en asuntos internacionales creen que el Gobierno debió anticipar a Ecuador sobre la reanudación de las fumigaciones (que estaban suspendidas casi un año) y que en este sentido dio un trato secundario a este país. Concomitante, el ex presidente ecuatoriano Lucio Gutiérrez declaró que Colombia debió advertir al de Ecuador antes de reanudar la fumigación; no obstante, él consideró que ambos gobiernos deben dialogar para superar la actual situación. Lamentable Por su parte, el canciller de Ecuador, Francisco Carrión, lamentó ayer en Lima que el gobierno de Colombia no valore la solidaridad con la que se ha recibido en territorio ecuatoriano a más de medio millón de colombianos desplazados por la violencia. “Frente a la generosidad de Ecuador, frente a ello Colombia reanudó las aspersiones”, dijo Carrión al referir que se ha presentado una protesta formal a la Organización de Estados Americanos y que se encuentran preparando plantear un litigio ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos. De esa manera, el Gobierno de Ecuador insistió que la reanudación de las fumigaciones, ponen en peligro el buen nivel de las relaciones bilaterales. Ecuador llamó a su embajador en Bogotá, Alejandro Suárez, por este asunto. cifra 5.962 hectáreas Se han fumigado, que suponen más del 50 por ciento del área de cultivos ilegales de la zona fronteriza. Gobierno rechaza visita de Uribe Aunque el Gobierno colombiano anunció que las aspersiones aéreas a los cultivos ilícitos en la frontera con Ecuador podrían suspenderse la próxima semana, el presidente Alfredo Palacio rechazó la visita del mandatario de Colombia, Álvaro Uribe. La Cancillería del Ecuador mediante un comunicado, informó que el presidente Palacio, dialogó por teléfono con Uribe, quien le manifestó su deseo de trasladarse a Quito para conversar sobre las fumigaciones; ante esta petición, Palacio respondió que agradecía su propósito, pero que mientras no se suspendan las fumigaciones aéreas no se retomará el diálogo. Asimismo, le ratificó a Uribe que existen estudios que prueban que el glifosato es perjudicial y afecta la vida. Le afirmó que el estudio enviado por Colombia no es aceptable, porque no presenta resultados científicos válidos. Las autoridades colombianas arguyeron que durante el año de receso las siembras ilegales se duplicaron, al tiempo que insistieron en que el glifosato se utiliza en una proporción que no causa daños ambientales. INSISTENCIA El vicecanciller ecuatoriano, Diego Ribadeneira, insistió ayer en exigir a Bogotá que suspenda las aspersiones aéreas, tema que pone en riesgo el buen nivel de las relaciones. LATENTE Aún persiste el riesgo de que el potente herbicida que se usa en las fumigaciones llegue por efecto del viento a zonas ecuatorianas y afecte a poblaciones, animales y cultivos. OPONENTE Palacio defiende estudios científicos nacionales y extranjeros que determinan que el glifosato es un “veneno”, que mata plantas y podría ser mortal para los seres humanos.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala