Actualizado hace: 3 horas 33 minutos
Xavier Valencia Z. | E-mail: xvalencia1@ yahoo.com
Megaproyectos y desarrollo
Xavier Valencia Z

Las intenciones del nuevo gobierno, plasmadas en querer desarrollar varios megaproyectos en Manabí, sin duda crean una serie de expectativas que invitan profundamente a la reflexión.

Viernes 22 Diciembre 2006 | 19:33

En efecto, el presidente electo ha propuesto en reiteradas ocasiones desarrollar el mega puerto de Manta, la Petroquímica en Jaramijó y nos habla ahora de convertir al aeropuerto Eloy Alfaro en un escenario intercontinental convertido en un centro de intercambio mundial. Si a estos megaproyectos, viables a corto plazo, se suma el de la idea de la vía Manta-Manaos, Manabí y Manta, especialmente, se convertirían en un polo de desarrollo y de oportunidades inimaginables, considerando los subproyectos que se derivarían. Se ha imaginado usted, estimado lector, de concretarse estos megaproyectos, ¿qué harían las poblaciones manabitas y otras de distintos lugares de la Patria, que hoy por hoy, soportan las condiciones más críticas de su historia debido a la aguda pobreza, expresada en analfabetismo y desempleo, solo para poner dos ejemplos?. Exacto, se produciría un flujo migratorio hacia este posible polo de desarrollo, dando lugar a un nuevo contexto poblacional, cuyas demandas en servicios básicos seguramente rebasarán las capacidades institucionales de los municipios de Manta y Jaramijó. Piense en las dificultades de abastecimiento de agua, considerando que la fuente se encuentra en la cuenca del río Portoviejo. Por otro lado, una de las interesantes oportunidades que se plantean, es aquello de que Manabí, aprovechando este nuevo escenario, debe convertirse en una región agroexportadora. Esta visión supondría, a mi modo de ver, eliminar el minifundismo en las cuencas de los ríos Carrizal y Portoviejo, evidenciado en que el 60 por ciento de la tierra se encuentra dividida en lotes de no más de dos hectáreas. Esta es una dura tarea que todavía no empieza a ser discutida. La reflexión a la que lo invito, se refiere a la necesidad urgente de levantar un nuevo modelo de desarrollo provincial, con soluciones concertadas, nacidas en la discusión profunda entre los diferentes sectores productivos de la provincia. En este sentido, las iniciativas del Consejo Provincial de socializar la agenda de desarrollo son plausibles en la medida en que ponen en el tapete de la discusión nuestra realidad regional y sus complejidades. Sin embargo, no queda claro si este nuevo modelo es desarrollista, con acelerado crecimiento económico pero con pocos beneficiarios, o si por el contrario, desde los distintos cantones de la región, se construyan complementariedades que posibiliten una distribución más equitativa de los recursos generados y por tanto un modelo sustentable.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala