Actualizado hace: 2 horas 3 minutos
Bernardo Avellán Vélez
La vida nos quita y nos otorga

Para Eva la vida cambió notablemente, cuando una de sus preciosas hijas murió ahogada en las turbulentas aguas del Carrizal, que para entonces mantenía un caudal considerable.

Miércoles 20 Diciembre 2006 | 21:18

Cuando una desgracia de esta naturaleza ocurre tan intempestivamente, causando conmoción, dolor y una angustia interminable, se hilvana una sensación de impotencia espiritual, de debilidad de los sentidos y de incredulidad hacia Dios. Nuestra naturaleza humana sucumbe ante la tragedia, dejando profundas huellas de dolor y enajenación mental. La vida es otra, y los colores, sonidos y lugares, otrora hermosos e inefables, se convierten en espectros e imágenes indeseables. El cielo de una vida hermosa es ya un infierno del que a veces no encontramos una puerta de salida que arrumbe a la felicidad. Pero aunque los vientos del dolor nos quiten tan ansiada felicidad, existe una fuerza adicional, cual energía consoladora que es dispuesta por un ser superior, esta fuerza adicional es la fortaleza, una inyección espiritual de enorme poder interno que nace en las profundidades de nuestra conciencia superior. Vivimos pensando que somos inmortales, como si fuésemos a vivir eternamente, con pleno vigor, sin arrugas, sin canas y enfermedades; eso es lo que todos de alguna manera creemos. Más la vida tiene sus planes con respecto a nosotros, planes que por lo general no lo sabemos vislumbrar, porque están escritos en el irónico libro de nuestro destino. Pero así como la vida nos da golpes que acallan y conmueven la existencia, también otorga premios a los que han sabido resistir con estoicismo los avatares más amargos. Es como la crisálida que se retuerce por salir de su envoltura para transformarse en una mariposa de múltiples colores, que revolotea con alegría y vibra con su nueva vida, que por más insignificante que sea se sustenta en los mismos principios y designios de Dios para el hombre.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala