Actualizado hace: 17 minutos
Alfredo Henriques Vernaza
Bien por Manta, Manabí y Ecuador

Que agradable resulta leer noticias de este tipo, como es la firma de la concesión del puerto de Manta, con miras a convertirse en el mega puerto de América; felicitaciones a todos los que hicieron posible contra viento y marea esta gran oportunidad para que Manta, Manabí y por ende Ecuador, empiece su difícil y largo camino de salir del grupo de países considerados antaño de tercer mundo y hoy en día en vías de desarrollo.

Miércoles 20 Diciembre 2006 | 21:09

En un país donde predominan las noticias malas, donde la inestabilidad es el pan de cada día, la inseguridad cada vez es mayor; la emigración es imparable por falta de fuentes de trabajo. De verdad, es alentador saber que hay esperanzas de un futuro mejor, ojalá que los dos candidatos a Presidente hubieran tomado este camino y no el de las ofensas, sino el de las propuestas en concreto, como ésta de la firma del convenio. Esperamos y estamos seguros que las autoridades en general de Manta, no van a quedarse allí, tienen la oportunidad histórica de convertirse en los lideres que, sabiendo manejar sus piezas, podrán convertir a Manabí en la provincia más importante de Ecuador. Retomen ese gran proyecto liderado por mi señor padre, ALFREDO HENRIQUES FUENTES, (disculpe la inmodestia de ponerlo en mayúsculas, pero él se lo merece), de Ciudad Alfaro, el cual va a permitir un desarrollo total del eje metropolitano y por consecuencia de toda la provincia. Es el momento de que la provincia se una y deje de lado posiciones políticas personales y especialmente de protagonismo, y se trabaje en Equipo para beneficio de todos. Es la gran oportunidad para que los agricultores vuelvan al campo a cosechar productos que se les pueda dar valor agregado con el fin de exportarlos. Para los empresarios, de montar fábricas donde puedan procesar estos productos y darle la calidad necesaria para que sean aceptados en los diferentes mercados del mundo. A los exportadores, con su experiencia en el mercado internacional, empezar a buscarle nichos a estos productos. A los banqueros para que implementen líneas de crédito a un plazo más largo y a un interés especial para quienes quieran invertir en este proyecto. A las autoridades municipales, para que otorguen beneficios tributarios a los que deseen participar con sus capitales en el montaje de estas fábricas. En fin, si nos damos cuenta este es un proyecto que sólo necesita la decisión y liderazgo para llevarlo a cabo, ya que todo lo anteriormente mencionado lo tenemos en Manabí, ya no hay excusas. Y lo más importante de todo, que al desarrollar un proyecto de esta envergadura, se estaría dando trabajo a miles de manabitas, mejorando la calidad de vida de los nuestros y evitando que siga la emigración y, posiblemente, señalar un camino para que muchos regresemos. La oportunidad histórica ha llegado, no la dejen pasar.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala