Actualizado hace: 1 hora 55 minutos
AL CUMPLIRSE UN MES
Muerte de fiesteros todavía sin culpables

Ayer se cumplió un mes del deceso de tres jóvenes universitarios en las afueras de la discoteca Black Daddy, ubicado en la avenida Manabí. Sobre este caso, nunca se presentó denuncia alguna contra el chofer de la camioneta que causó la tragedia ni mucho menos las autoridades de policía supieron el nombre.

Martes 19 Diciembre 2006 | 22:06

Ivonne Zambrano Montesdeoca (21), oriunda de Calceta; Tyron Patricio Carrillo Intriago (21) e Ileana Cedeño Villacrés (23), fallecieron luego de que una camioneta –que circulaba con dirección al aeropuerto- se saliera de la vía, chocara violentamente contra un árbol y tras impactar contra un camioneta, aplastara a los tres universitarios que estaban en la vereda. Tras lo ocurrido la madrugada del sábado 18 de noviembre, las autoridades de policía retuvieron la camioneta Ford Courier, roja, placa GEU-358, registrando como propietario a Miguel Vera. La noticia tuvo repercusión en toda la colectividad y en las autoridades. Al otro día del accidente el Intendente de Policía, Jhonny Cornejo, ordenó la clausura de la discoteca por cuanto a esa hora debió estar cerrada al público. El propietario de la discoteca, Fabricio López, aclaró que la discoteca había estado cerrada y lo que pudo constatar es que los chicos estaban en la vereda conversando. Pasó una samana del accidente y la discoteca fue reabierta.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala