Actualizado hace: 6 horas 25 minutos
FUMIGACIONES
Turismo también es perjudicado

Redacción ED, EFE.- La Amazonía ecuatoriana está afectada por constantes vertidos de petróleo y amenazada por la violencia armada que arrecia en Colombia, lo que perjudica la actividad turística, a pesar que ésta sería la alternativa de desarrollo sustentable que se contrapondría ante ambos negativos factores.

Domingo 17 Diciembre 2006 | 20:55

Con una superficie de 130.035 kilómetros cuadrados, la Amazonía ecuatoriana es un paraíso verde, uno de los pulmones del mundo, con medio millón de habitantes, la mayoría de comunidades indígenas y colonos. Pero ese paraíso selvático huele a pólvora y petróleo, por la proximidad del conflicto y el contagio de la violencia que se abate en el país vecino, así como por los frecuentes derrames de crudo en esa zona, que esconde importantes reservas. La ministra ecuatoriana de Ambiente, María Isabel Salvador, no oculta que los efectos negativos de la guerra en Colombia han llegado a Ecuador, sobre todo por las aspersiones aéreas de potentes herbicidas que el gobierno colombiano hace cerca de la frontera. En el caso del glifosato, considerado un veneno que afecta a los habitantes y cultivos, perjudica la imagen de esa zona selvática y ahuyenta al turismo. El glifosato, usado por Colombia para destruir plantaciones de coca y amapola en su lado de la frontera, al ser esparcido con avionetas también llega a Ecuador por efecto del viento.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala