Actualizado hace: 9 horas 6 minutos
Quito
Exponen “los pesebres”

El Banco Central del Ecuador abrió ayer la exposición “Los Pesebres” en su Museo Nacional, en Quito.

Miércoles 13 Diciembre 2006 | 18:48

En el acto hubo además un recital de música navideña, en el que se presentó el coro del Colegio de Economistas de Pichincha, dirigido por el maestro Leonardo Paz Costa, y el grupo esmeraldeño de Arrullos y Chigualos “La voz del Niño Dios”, que dirige Rosita Huila Valencia. Este último interpretó un conjunto de arrullos o villancicos tradicionales afroecuatorianos. Tradición El Museo Nacional rescata cada año la hermosa tradición de recrear el nacimiento del Niño Jesús, con las obras de grandes maestros de la Escuela Quiteña que custodia la Institución. Esta muestra de arte ecuatoriano se podrá admirar desde hoy hasta el 6 de enero del 2007. En este año se recrea el nacimiento del Niño Jesús utilizando una escenografía de Quito y, mediante el uso de tela encolada se ha dado relieve al Pichincha y Panecillo. Como atractivo adicional se expondrá el conjunto escultórico “Matanza de los Niños Inocentes” atribuido a Gaspar de Sangurima (Escuela Cuencana s. XIX). Más detalles También se ha reproducido la portada de la iglesia del Carmen Alto de San José, en donde se han ubicado los personajes principales, María el Niño Jesús y José. Adicionalmente, se muestran obras pictóricas de pequeño y gran formato, óleos sobre tela, madera y cobre. En este último soporte aparece la imagen de San Francisco de Asís, considerado el creador de los nacimientos o pesebres. En efecto, el 24 de diciembre de 1223, Francisco quiso revivir el nacimiento de Cristo, e hizo preparar un establo con el buey y el asno prestados por los campesinos, celebró la misa de medianoche y depositó la imagen del Niño en la gruta: de este modo nació el pesebre que se conoce en todo el mundo. Obras Pertenecen a la Escuela Quiteña de los siglos XVIII, XIX y XX.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala