Actualizado hace: 6 minutos
Días claves
Días claves
Por: Jorge Bello
algranotv@yahoo.es

Viernes 28 Enero 2011 | 00:00

Cada día es clave. Sobrevivirle y resistirle a la inseguridad y al abuso es un efecto del azar o de la autolimitación radical de libertades para andar, trabajar, pasear, invertir, pensar o decir. ¿Exagero? Es posible, prefiero exagerar ahora al sentido de culpa por no advertirlo o dicho, como lo hago.

¿Hechos? Para muestra bastaría un botón: un coronel de policía, César Carrión, sigue detenido para “investigación” por más de tres meses, acusado de intento de magnicidio contra el presidente, cuando las circunstancias demuestran, hasta la saciedad, un ensañamiento contra esta persona por haber declarado, en la televisión internacional, su percepción personal y profesional que el presidente no estuvo secuestrado el 30S. O que él no lo advirtió así.
No conozco al oficial. Leí, en época de Navidad, la carta de su esposa dirigida al presidente pidiéndole que recapacite y retire sus directrices a la fiscalía y a la justicia contra el padre de sus hijos, directrices que a todas luces son las que, en realidad, lo han mantenido en la cárcel por sobre cualquier juridicidad. Pero la ira del que se cree superior a otro ser humano, por propia confesión, o jefe de todos los poderes del Estado, por propia confesión también, no permite reflexión; y me temo que los cálculos políticos o costos electorales, a estas alturas, no permitirán rectificación de justicia. Se lo incriminará a como dé lugar.
Ruego equivocarme, pero el reciente traslado de este y otros policías a una cárcel común, demuestra lo implacable de los caprichos y las necedades que son secundadas por una justicia de alcahuetes y secuaces. Y esto es antes de meter las manos en la justicia. ¿Qué harán si lo logran?
Los abusos de poder, reiterativos, han ido sembrando miedo en la población, a punto que el disentimiento ha sido elevado al estigma de traición, corrupción o delitos como: sedición, terrorismo y boicot; o pregúntenle a la asambleísta Betty Amores, al dirigente de la FEUE, Rivera, a la prefecta Guadalupe LLori, y tantas otras personas que han sufrido la represión de los totalitarios de hoy.
Han ido sembrando de miedos e inseguridades las actividades políticas, empresariales, profesionales, gremiales, regionales, barriales; todo como un logro de “gobernabilidad” y falsa estabilidad.
Estos días, y los que vendrán, serán decisorios: consulta, revocatoria, muerte cruzada, reacciones dignas, obsecuencias indignas, desilusiones, sanciones, resistencias, prisiones, liberaciones, campañas, hastíos. Todo es posible. “No temas a la prisión, ni a la pobreza, ni a la muerte. Teme al miedo”. Giacomo Leopardi. <
 

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: