Actualizado hace: 5 minutos
Tras gripe mal atendida
Niño busca oportunidad de vida en China

Sebastián fue ingresado en 2007 en un hospital con gripe, pero una mala práctica médica transformó el cuadro en una infección generalizada, que lo dejó en coma con secuelas neurológicas que ahora busca superar en China.

Jueves 27 Enero 2011 | 16:19



"Mi hijo nació muy bien. A los 9 meses le dio una gripe común y corriente. Lo llevamos al médico, nos dijo que lo ingresemos en el hospital. Se fueron complicando las cosas, mi hijo hizo una infección muy fuerte pese a que recibía antibióticos. Le dio un paro cardio-respiratorio, entró a terapia intensiva", comentó a Efe su padre Angel Heredia, al denunciar negligencia del pediatra.

Añadió que entonces reanimaron a su hijo que "murió por un minuto", estuvo "en coma 22 días", quedó con un daño "muy fuerte", una lesión a nivel neurológico y apuntó que, con un implante de células madre podría mejorar su calidad de vida en un 50 por ciento.

La angustia de sus padres los llevó a buscar todo tipo de información sobre el caso a nivel internacional.

En China encontraron a un donante que tiene el cien por ciento de compatibilidad para compartir las células madre y deben viajar a ese país asiático para avanzar en el proceso.

"Estamos contra el tiempo porque tenemos que viajar en marzo y apenas tenemos 12.000 dólares reunidos y nos faltan 48.000", comentó Heredia.

La familia ha colocado ánforas para recibir donaciones en sitios públicos, como en un concurrido lugar de comidas de uno de los más grandes centros comerciales de la capital ecuatoriana.

Al dolor de ver a su hijo con un retraso neurológico por el que no puede hablar, caminar o entender diálogos acorde a su edad física se suma la angustia de que, por falta de recursos, se pudiese perder la oportunidad que le abrió un centro de biotecnología de China, por la que ya esperaron dos años.

Tras el implante de las células madre, el menor deberá someterse durante un mes a una terapia estricta en China, ya que "el éxito de un implante de células madre es el tratamiento posterior, pues es como darle vida a un nuevo ser, con cero información".

"Para llenar de información a esas células se necesita realizar terapias de lenguaje, cognitivas, de estimulación a nivel muscular", entre otros, que comenzarán en China y deben continuar en Ecuador.

Aunque Heredia se lamenta de no haber recolectado las células madre de su hijo al nacer, algo que, a su criterio debería ser "una ley" porque va a "salvar muchas vidas más adelante", asegura que ahora "no hay ningún riesgo" para implantar las del donante en China.

El menor ecuatoriano, que tiene casi cuatro años actualmente, en la parte física manifiesta "una edad neurológica de entre nueve meses a un año", en tanto que en la parte de lenguaje, tiene la edad neurológica de un niño de 7 u 8 meses, cuando empieza el balbuceo.

En la parte cognitiva el desarrollo es de hasta seis meses de edad y no tiene control de esfínteres.

La dura realidad de los Heredia no mejorará totalmente pero desde China les llega la esperanza de que su hijo pueda en algún momento caminar, hablar para hacerse entender y controlar el esfínter.

"En la parte logopédica cognitiva, de uno a diez, mi hijo va a poder recuperarse en un cinco" con la operación, señaló su padre, al asegurar que así ya no será tan dependiente de otros como ahora, pero todo dependerá de que logren recaudar el dinero necesario para viajar a China.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala