Actualizado hace: 3 minutos
Horacio Hidrovo | Telf. 05-2931387
Montecristi como sede de la Constituyente
Horacio Hidrovo | Telf. 05-2931387

Dentro de la política de descentralización, propuesta por el nuevo mandatario, economista Rafael Correa, de la cual se viene hablando mucho, quedando sólo como un discurso teórico, nada mejor pensar que la próxima sede de la Constituyente sea la ciudad de Montecristi.

Domingo 10 Diciembre 2006 | 22:47

Los mismos centralistas de ayer y auspiciadores de la descentralización de hoy, sostienen que el Estado ha descendido a los abismos de la caducidad y que para que el Ecuador se asome a las nuevas propuestas del mundo contemporáneo, nada mejor que aplicar el sistema de descentralización. La actual Constitución lo expresa en uno de su artículos, pero es cierto, tanto los centralistas de ayer y quienes ejercen la función pública hoy, siguen amarrando convenios y contratos que están muy lejos de la transparencia, postulado tantas veces ansiado por la ciudadanía. La ciudad de Montecristi, como ayer la ciudad de Riobamba, tiene los suficientes méritos para convertirse en la nueva sede de la Constituyente, donde los legisladores, que serán nombrados, busquen no reemplazar una Constitución con otra, sino refrescar, buscando solucionar las actuales rupturas, que se alejan de los anhelos de los pueblos del presente siglo. Es evidente que la figura de Alfaro está desde ahora convocando a los nuevos legisladores para este momento histórico. El señor Presidente de la República, economista Rafael Correa, recientemente elegido por una gran mayoría, no tendrá ningún obstáculo para acariciar este viejo sueño de los manabitas. Recordemos que a poca distancia del centro de Montecristi, tuvo lugar el primer levantamiento que terminara con el 5 de Junio de 1895, fecha en la cual el Ecuador inicia el proceso de recibir los vientos frescos de la modernidad. Los manabitas queremos en esta vez, dejar atrás el viejo discurso saturado de un maquillaje pernicioso, por eso pide y exige llamar la atención de las fuerzas políticas del país, para que la cuna de Alfaro sea condecorada por primera vez en la historia con la resolución a favor de la sede de la nueva Constituyente. Entonces estaremos pensando que los manabitas vivimos en el mapa político, por el cual tanto luchó el General Alfaro, es decir, hacer del Ecuador, una sola voz, un solo coro, un solo cerrar de puños, pero sobre todo, entonar la fiesta de la descentralización, la cual le dará a Montecristi el señorío que se merece.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala