Actualizado hace: 2 horas 49 minutos
No encarecer las medicinas
No encarecer las medicinas
Por: Enrique Delgado Coppiano

Sábado 22 Enero 2011 | 00:00

Las enfermedades nadie las busca, llegan al ser humano en cualquier instante, por razones biológicas de la persona, lo que se pone de manifiesto mayormente en la tercera edad, y por circunstancias ambientales hacen presa de los niños, que hoy abarrotan las casas de salud del país de manera alarmante.

Todos los afectados tratan de curar sus dolencias con el uso de las medicinas, hoy denominadas especialidades, pues quedó atrás la época de las recetas para preparar en las denominadas boticas, y hoy hay que concurrir a comprar a las farmacias.
El estado se esfuerza por atender a los grupos vulnerables, infantes, niños con capacidades especiales, mujeres y hombres de la tercera edad, y senescentes, loable esfuerzo, que lamentablemente no se puede cumplir, especialmente en dar las medicinas necesarias, y aun en el IESS, el cuadro básico no cubre todos los requerimientos.
Luego hay que ir a la farmacia, las medicinas no son baratas, aun las denominadas genéricas han ido subiendo de precio y la producción de ellas no cubre ciertos requerimientos para determinadas dolencias, por ejemplo: para el glaucoma ocular hoy recetan Travatán en gotas 2,5 ml, $ 33,97; para el control de colesterol y triglicéridos, Vitorín, caja de 20 tbl., $ 25,00 ; Sintrepid caja de 28 tbl., $ 61,74;  Colmide caja 20 tbl., $ 50; para la tan diseminada diabetes: Acuchet, para la prueba, caja de 50 tiras $ 37; Silostal caja de 30 tbl., $ 34,45; Avantia de 8ml–caja de 14 tbl., $ 28,08; para los dolores agudos en cáncer: Transtec parches, caja de 5 unid., $ 87.27; Femara, tbl., 2.5mlg, 30 unid., $ 168,53; en la osteoporosis: Bonviva 150ml amp. $ 37,60; Aclasta amp. de 5ml. x 100ml. $ 345,85. Todas estas medicinas son ejemplo de algo que tiene que comprarse de urgencia, en cualquier familia de la condición económica que fuere, y no se produce en nuestros laboratorios, hay que importarlas.
Estamos de acuerdo en que hay que impulsar la farmacéutica nacional, hasta conseguir que pueda producir los medicamentos requeridos por las entidades y la población ecuatoriana para hacer frente a las enfermedades y tratar que los genéricos cumplan con todas las bondades requeridas, pero hay que reconocer que tiene que mejorar nuestro proceso de investigación médico-farmacéutico. Hasta lograrlo, poner otro impuesto a las medicinas es poner un impuesto a la vida.

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: